Cientos de elefantes mueren misteriosamente

Mundo Portada

Los científicos tienen algunas teorías sobre el porqué 

Recientemente han salido a la luz noticias preocupantes: cientos de elefantes han sido encontrados muertos en Botswana y hasta el momento, no hay una causa clara de muerte. Las primeras muertes se informaron en marzo, pero un número significativo solo se registró a partir de mayo. Hasta la fecha, se cree que el número de muertos asciende a casi 400 elefantes de ambos sexos y todas las edades . La mayoría de las muertes ocurrieron cerca de la aldea de Seronga, en la periferia norte del Delta del Okavango, una vasta región pantanosa del interior que alberga enormes poblaciones de vida silvestre. Muchos de los cadáveres se han encontrado cerca del agua.

Autoridades y ONG del país africano descartan que fueran abatidos por furtivos. Por el momento han aparecido entre 275 y 356 elefantes muertos. De los descubiertos hasta ahora, algunos yacían de rodillas y caras (en lugar de a su lado), lo que sugiere una muerte súbita, aunque también hay informes de elefantes que parecen desorientados e incluso caminando en círculos. Los colmillos de los elefantes muertos todavía están en su lugar y, hasta ahora, ninguna otra especie ha muerto en circunstancias similares.

Botswana ha sido durante mucho tiempo una fortaleza para los 400,000 elefantes restantes de África, con un tercio de la población del continente. Si bien el número de elefantes ha disminuido ampliamente en las últimas décadas, en gran parte debido a la caza furtiva, la población de Botswana ha crecido.

Sin embargo, este crecimiento ha sido superado por la población humana cada vez mayor. Con más elefantes y más personas, la competencia por el espacio se ha intensificado y cada vez más, los elefantes y las personas se encuentran en desacuerdo. Algunas comunidades ven a los elefantes como plagas, ya que se alimentan y pisotean los cultivos, causan daños a la infraestructura y amenazan la vida de las personas y el ganado. «En Botsuana hay un exceso de elefantes brutal. La densidad de otros animales ha bajado mucho, producen daños a los árboles y erosión en el terreno. Las charcas se secan enseguida y el resto de animales tienen menos oportunidades», destaca sobre la situación actual y los problemas que causan al ecosistema José Luis López-Schümmer, presidente de la Fundación Artemisan.

Aunque el Antrax podría también estar detrás de la muerte de los elefantes de Botsuana, Niall McCann, de la ONG National Park Rescue con sede en Reino Unido, lo descarta. «Hemos visto muertes masivas por ántrax o cianuro, pero no de esta escala. Hemos visto cómo la sequía segaba la vida de cientos de ejemplares hace décadas, pero nunca hemos visto una mortalidad tan grande en tan poco tiempo. Que todavía no sepamos la causa lo convierte en un hecho todavía más preocupante», ha declarado McCann.

Quizás debido a que la vida silvestre ha ganado mucha atención a la luz de la pandemia del Covid-19, la posibilidad restante que se ha sugerido ampliamente es la enfermedad. Si bien Covid-19 en sí es poco probable, los elefantes, como los humanos, se ven afectados por una variedad de enfermedades.

Aún así, la información actualmente disponible no es concluyente. El gobierno de Botswana emitió un comunicado explicando que las investigaciones están en curso y que se han identificado laboratorios para procesar muestras tomadas de los cadáveres de elefantes muertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *