¿Cuál fue la primera película animada de a color?

Películas

Como todos sabemos, el cine ha evolucionado a lo largo de los años, hoy en día se disfruta una película en alta calidad y a todo color, pero como todo siempre hay una primera vez. 

Las primeras películas que se hicieron no contaban con todos los tonos de colores, a principios del siglo XX solo se podía visualizar el verde y el rojo, y que juntos creaban un efecto que para en aquel entonces asombró a todo el mundo. No fue sino hasta 1916 cuando el Technicolor desarrolló el sistema tricromático en el que se emplearían los colores verdes, rojo y azul, y así mismo se fue mejorando al pasar del tiempo.

El primer film grabado completamente a color ganó el premio Óscar al mejor corto de animación y consiguió grandes ingresos económicos para el conocido Walt Disney. Ese primer film se llama `Flowers and Trees´ dirigido por Burt Gillet en el año 1932, desde el inicio de este corto se pensó hacerse en blanco y negro pero rápidamente todos se pusieron de acuerdo para probar la nueva técnica del color.

El éxito fue tal que ganó el primer Óscar al mejor cortometraje de animación y con ello marcarían un antes y un después en la industria ya que posteriormente se vendrían grandes resultados.

Tres años después se pensaría lo que sería el primer largometraje a todo color llamado `La feria de las vanidades´, hecha en 1935, dirigida por Rouben Mamoulian. Aunque parece que existe una cinta mucho anterior que es la considerada realmente como la primera obra a color de la historia del cine, más concretamente data de 1901, es una película sin título, sus creadores Edward Turner y Frederick Marshall Lee ya habían realizado la técnica de los colores aunque les costó muchísimo en su época.

Dicho film se realizó primero en blanco y negro para posteriormente cuando ya se tuvo la obra terminada se le agregaron los filtros verdes, rojos y azules, llevando así el resultado asombroso combinando el metraje original y los filtros en un proyector especial. Unos genios auténticos avanzados para su época.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *