ONU advirte de «catástrofe generacional» debido a situación escolar

Educación

Aliria M. Ruíz Blanco

Según un análisis del informe presentado por la Organización de las Naciones Unidas, ya el mundo sufría una «crisis de la educación» ante de la pandemia del coronavirus, es decir, ya existía más de 250 millones de niños que no estaban escolarizados y en los países más desarrollados, solo una cuarta parte de los estudiantes de secundaria terminando sus estudios con competencias básicas. 

Por su parte, Antonio Guterres, secretario general de la  ONU presentó un escrito para analizar el impacto del cierre de los colegios, institutos y universidades, para ofrecer recomendaciones a los responsables políticos. 

Sostiene que «ahora nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas». 

Asimismo ,datos de la ONU señalan que se han visto afectado más de  1,000 millones de alumnos, en más de 160 países, donde las escuelas han permanecido cerradas desde mediados de julio, y hasta la fecha muchos países no han anunciado fechas de reapertura.

 Advierte, que la educación a distancia puede ser riesgoso o poco favorecedor para aquellos alumnos con discapacidades, así como refugiados, desplazados, pequeñas comunidades o zonas muy alejadas dejándolos muy atrás, aumentando así las desigualdades educativas. Ante toda esta situación, la ONU pide la reapertura de las escuelas tan pronto como sea posible, aunque ello ha generado un fuerte debate en muchos países. 

Al respecto Guterres explica, que una vez controlada la trasmisión local del covid 19 debería ser prioridad fundamental devolver los alumnos a las instituciones de enseñanza de la manera más segura. 

En ese proceso según el  informe, es fundamental consultar a los padres, personal docente y a los propios alumnos. 

Además, la ONU pide dar prioridad a la educación en cuanto a la distribución de fondos, protegiendo y aumentando los presupuestos en cuentas públicas, asimismo,  destaca, dar atención especial a los estudiantes en situaciones más vulnerables, e incentiva a transformar los sistemas educativos en infraestructuras digitales, usando métodos de enseñanza más flexibles.