Falleció la leyenda de los Mets Tom Seaver

Deportes

La familia del béisbol de las Grandes Ligas vuelve a estar de luto tras el fallecimiento de Tom Seaver, lanzador del Salón de la Fama, a los 75 años.

El fallecimiento de Seaver, tres veces ganador del Premio Cy Young y 12 veces All-Star, fue dado a conocer por el Salón de la Fama del Béisbol, citando a la familia de Seaver, y a las Grandes Ligas.

Seaver murió mientras dormía por complicaciones de la demencia con Covid-19, informó el Salón de la Fama a través de su página de internet.

Conocido como «Tom Terrific», Seaver ganó 311 partidos y consiguió un promedio de 2.86 de carreras limpias durante los 20 años que estuvo en activo en las Grandes Ligas desde 1967 hasta 1986.

Fue miembro de los «Milagrosos Mets» de 1969, y ganó la primera Serie Mundial del equipo ese año.

Logró cinco temporadas con al menos 20 triunfos. En 1967, se llevó el premio al Novato del Año de la Liga Nacional.

También jugó con los Rojos de Cincinnati, los Medias Blancas de Chicago y los Medias Rojas de Boston

Seaver fue elegido para el Salón de la Fama en 1992, cuando fue nombrado en el 98,8% de los votos emitidos. En ese momento, ese era el porcentaje de votos más alto de la historia.

Durante una carrera de 1967 al 86,

ostentó una foja de 311-205,

con una efectividad de 2.86 y 3.650 ponches,

61 blanqueadas. 

«Cuando se unió a nosotros como novato, lanzó como un jugador de 35 años», destacó su excompañero de equipo Ed Kranepool. «Tenía una gran cabeza sobre sus hombros», y agregó que se convirtieron en un equipo diferente cuando Seaver entró al vestuario en 1967.

«Estoy profundamente entristecido por la muerte de Tom Seaver, uno de los mejores lanzadores de todos los tiempos», declaró el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, en un comunicado. «Tom era un caballero que representaba lo mejor de nuestro pasatiempo nacional».

Manfred también destacó que «era sinónimo de los Mets de Nueva York y su inolvidable temporada de 1969. Después de su improbable Campeonato de la Serie Mundial, Tom se convirtió en un nombre familiar para los fanáticos del béisbol, una responsabilidad que cumplió con distinción a lo largo de su vida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *