Las verdaderas historias detrás de los cuentos felices

Películas

Muchas de las películas de la productora cinematográfica de Disney están basadas en historias originales y reales y sorprendente  pueden esconderse historias aterradoras más que las que estamos acostumbrados a ver y que se han ganado un lugar en el corazón desde que éramos niños.

La Cenicienta: según el cuento  de Disney este personaje queda huérfana y es tratada por su madrastra y hermanastra como una sirvienta en donde al final para asistir al baile real del príncipe, su hada madrina le concede su deseo de ir como toda una princesa , se enamoran y su final feliz es que se casa con su amado y sus hermanas son perdonadas pero en la historia de los hermanos Grimm las envidiosas hermanas terminan muy mal: una se corta un dedo y la otra el talón y durante la boda real las palomas se comen sus ojos.

La Sirenita: en la versión animada, Ariel es una sirenita muy extrovertida y soñadora que se enamora de un príncipe humano y decide cambiar su mundo marino haciendo un pacto con la bruja del mar dejando su voz a cambio de sus piernas. Al final se casa con su amado y viven felices en el mundo terrenal pero en la historia original este pacto con la bruja implica que cada paso que da le ocasiona mucho dolor ya que es como caminar sobre espadas afiladas.y el príncipe se enamora de otra chica. Ariel termina suicidándose antes de matar a su príncipe para volver al mar.

Blanca Nieves y los siete enanitos: fue el primer largometraje que se estrenó en Disney. Al escapar de su malvada madrastra se adentra en el bosque y se refugia en una casa con siete enanos que la protegen. La reina malvada con la ayuda de un espejo mágico la encuentra y la envenena. El beso del príncipe la revive y viven felices por siempre. En el cuento de los Hermanos Grimm, Blanca Nieves se salva de tres intentos de asesinato por parte de la madrastra. Casi es ahorcada, se clava un peine tóxico y después se envenena con una manzana. El príncipe la resucita con un beso. Cuando se casan, Blanca Nieves reconoce a la malvada mujer, entonces le pide al príncipe que obligue a la madrastra a bailar con unos zapatos de hierro hirviendo hasta que muera.

La Bella Durmiente: aquí la bella Aurora se pincha el dedo y cae en un sueño profundo y eterno que la despierta su príncipe azul con el primer beso del verdadero amor. En la versión de Giambattista Basile, la Bella Durmiente se llama Talía. En lugar de un príncipe soltero, aparece un rey casado que cree que Talía está muerta y la viola, dejándola embarazada. Abandonada y sin despertar del sueño eterno, da a luz a dos niños: Luna y Sol. Se despierta cuando los bebés le maman el dedo y le quitan la astilla que la hizo dormirse.

La reina celosa descubre el amorío de su esposo y ordena que maten a Talía y a los niños para utilizar su carne en la cena. La reina termina quemada en una hoguera por orden del marido y la princesa y sus niños se salvan.

Todas estas historias son muy diferentes a las que conocemos por lo que al ver las reales mejor conservamos las de Disney en nuestra memoria de películas infantiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *