Ashley Olsen y sus Zapatos de crochet que deslumbran en NY

La casita Trendy

Mary-Kate y Ashley Olsen, han puesto nuestra atención en ciertas prendas, particularmente sucede con los zapatos. Muchos de los modelos favoritos de las hermanas han sido ampliamente popularizados, motivo por el cual es buena idea tomar nota cuando alguna de las dos lleva un modelo en particular, como las bailarinas negras de crochet que llevó Ashley Olsen por Nueva York. 

Con el look que las ha caracterizado, Ashley Olsen fue vista recientemente por las calles de Manhattan con una gran camisa de botones color crema, pantalones negros de corte recto, bolso grande de cuero y un pañuelo café a modo de cubrebocas. El elemento que llama la atención fueron los zapatos, unas bailarinas de crochet

Modelos de la marca alemana como Ámsterdam, Arizona o Gizeh que llevaron las también actrices, impusieron una tendencia que se agradece por su comodidad. La suela gruesa, marca insignia de las zapatillas, es una delicia para que ninguna distancia sea impedimento. A pesar de que la bailarina negra de crochet llevó Ashley Olsen parecen muy cómodas y fáciles de combinar, su suela extra plana te hace pensar dos veces si las usarías según la distancia que vayas a caminar ese día.  

Las bailarinas de crochet por ser una pieza expandible que aporta mucho confort y permite el paso del aire, algo que puede jugar a favor y en contra según la temporada de lluvias.

Por su parte las bailarinas de crochet que llevó Ashley Olsen son una creación en algodón de ganchillo de The Row, la marca de ropa y accesorios que inauguraron las actrices estadounidenses en 2006 en Los Ángeles. El modelo ‘Ballet Slipper in Crocheted Cotton’, tiene un costo de $1,690 dólares y llevan la punta asimétrica cuadrada, mientras que la suela es de cuero.

Podría ser una apuesta que valdría la pena explorar en versiones que recuerdan a los tejidos de la abuela. Ya comenzamos a ver con más frecuencia bolsos y otros accesorios con este tipo de tejido. En cuanto a los zapatos de crochet tendremos que estar atentos al termómetro del street style para comprobarlo.