Doughnut Palnt una sensación superior en la Gran Manzana

El rinconcito newyorquino

MARF

Ayer fue domingo, eso significa que fue mi día de descanso, de estar en la cama todo el día viendo Gilmore Girls en Netflix, tomando chocolate caliente hecho por mí y comiendo unas ricas donas que pedí en un lugar in-creí-ble.

Doughnut Palnt fue mi elección esta vez para tener un gran postre de fin de semana.

Pedí 6 donas muy diferentes pero igual de deliciosas: la Tres Leches, Brooklyn Blackout, Wild Blueberry, Black Out, Coconut Cream Y Peanut Butter an Jam; créanme que me costó mucho decidir.

Cada una me hizo tener sentimientos específicos, destacando la nostalgia por alguna razón.

En Doughnut Plant preparan donas frescas a diario, con un enfoque vegano ya en que ninguna mezcla agregan huevos, ni siquiera en las cremas para rellenar.

También se centran en utilizar ingredientes y métodos auténticos, y bajo esa premisa crearon su propio iniciador de levadura silvestre, para evitar en uso de la levadura comercial.

Algo más que deben saber es que su oferta de sabores es muy cambiante; si bien hay unas cuantas donas que se mantienen siempre en stock, a ellos les encanta innovar y experimentar con nuevas tecinas de preparación y sabores, lo que significa que siempre habrá algo nuevo que probar.

No hay excusa para no probar estas “donas de los dioses” como las calificó The New York Times, pues Doughnut Plant se extiende en distintas ubicaciones por toda la ciudad.

IG: @doughnutplant