Vamos a Omonia Café..que deseo un buen café y unas crepes o pancakes o. .. vamos y te cuento

El rinconcito newyorquino

Todavía a estas alturas de mi vida no he tenido mi gran oportunidad de viajar a Europa y admito que me he puesto algo intensa al expresarles con demasiada frecuencia a mis amigos lo mucho que deseo ir.

En vista de esto y para tratar de ayudarme un poco, algunos de ellos me llevaron a pasar un rato diferente en Omonia Café, un sitio que, desde hace 45 años, ofrece “la experiencia única de un café europeo tradicional”, ahora con diseño y ambiente modernos.

Nosotros visitamos su local en Bayridge, pero también en Astoria pueden pasarla increíble. 

Una de las cosas que más me fascinó, fue su interesante menú, que definitivamente es uno de los más extensos que he visto hasta ahora, ofreciendo cientos de opciones en sus 11 páginas completamente llenas.

Comienza con dos páginas de cocteles, sigue una de vinos y cervezas, y el resto incluye pizzas, quesos, ensaladas, hamburguesas, pancakes, crepes y, por supuesto, pasteles griegos e italianos, además de los infaltables cafés que fueron los que le otorgaron la fama a este lugar desde el principio.

El ambiente es casi mágico, muy cálido pero lleno de vida, y si estás con buena compañía, parece como si el tiempo se paralizara por un rato.

Buenos precios, comida top y servicio satisfactorio, hacen de Omonia Café un lugar al que todos querrían ir cada fin de semana sin aburrirse.

Yo lo amé y seguiré repitiendo esa plana incluso después de mi tan anhelado viaje al viejo continente.

Si ustedes ya visitaron cafés en Europa y Omonia Café, díganme sinceramente si las similitudes entre ellos son realmente ciertas.

IG: @omoniacafe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.