Viene el calor, nada mejor que una visita a Smoove Ice Cream

El rinconcito newyorquino

MARF

Me disculparán los que no amen el helado tanto como yo (¿en serio existen esas personas?), pues nuevamente les traigo un rinconcito donde podrán disfrutar de deliciosos postres helados y endulzar un poco más sus vidas.

Este lugar se llama Smoove Ice Cream y me lo recomendó la hija de una gran amiga mía, quien suele ir regularmente después de la escuela a divertirse con sus amigos mientras prueban el delicioso, variado y exótico menú que esta heladería tiene para ofrecer.

Me emocioné mucho más cuando me comentó que para su cumpleaños pediría allí un pastel helado personalizado y fue cuando decidí ir y comprobar lo exquisitos que son estos sabores e investigar un poco más en el maravilloso mundo del internet.

La primera vez visité Smoove pedí el helado de masa para galletas y vainilla de Madagascar, y me encantó, es súper cremoso y con la cantidad justa de azúcar, nada empalagoso.

La segunda vez opté por un Boba Float, que son una especie de bebida cremosa del mismo sabor del helado que elijas para colocarle encima de una capa de crema batida y toppings que combinan a la perfección; el que elegí fue el de chocolate con Oreo, increíble también.

Acerca de los pasteles todavía no puedo darles una opinión porque no los he probado, pero nada más con darles un vistazo en su sitio web y teniendo ya una idea de la calidad de esta heladería, lo más seguro es que también estén muy cerca de la perfección.

Si es así, créanme que los próximos cumpleaños a los que vaya, incluyendo el mío, estos pasteles no faltarán.

Creo que es muy evidente que cuando se trata de helados parezco una niña con juguete nuevo, me emociona siempre descubrir sabores, combinaciones y presentaciones, y estoy feliz de que existan lugares como Smoove que reavivan ese sentimiento en mí.

IG: @smooveicecream