Afirmaciones de Biden sobre Putin abren un gran debate internacional

Mundo

 Las palabras del presidente norteamericano, Joe Biden, en Polonia, han tenido gran repercusión tanto en Rusia, como en el resto del mundo

«Por el amor de Dios, este hombre no puede permanecer en el poder», dijo Biden al final de su discurso. Después del discurso, la Casa Blanca aclaró los comentarios de Biden, diciendo que «el punto del presidente era que no se puede permitir que Putin ejerza poder sobre sus vecinos o la región. No estaba discutiendo el poder de Putin en Rusia, o el cambio de régimen».

Reacciones mixtas

El comentario sin guión, que la Casa Blanca se apresuró a rectificar  mientras el Kremlin expresaba su furia, se produjo al final de un discurso decidido y ardiente que reunió al mundo libre para unirse en oposición a la autocracia y el apoyo a Ucrania.

Richard Haass, presidente del Consejo de Relaciones Exteriores, del Reino Inido,  tuiteó sus preocupaciones de que Biden «acababa de expandir los objetivos de guerra de Estados Unidos, pidiendo un cambio de régimen».

«Por muy deseable que sea, no está dentro de nuestro poder lograr más corre el riesgo de que aumente la inclinación de Putin a ver esto como una lucha hasta el final, aumentando las probabilidades de que rechace el compromiso, la escalada o ambos», escribió Haass.

«Nuestros intereses son poner fin a la guerra en términos que Ucrania pueda aceptar y desalentar la escalada rusa. El llamado de hoy para un cambio de régimen es inconsistente con estos fines», agregó.

El comentario de Biden también podría disminuir el interés de Putin en el compromiso y aumentar su tentación de escalar en Ucrania, «porque si cree que tiene todo que perder, entonces creerá que no tiene nada que perder», dijo Haass.

Aclaratoria norteamericana

Antes de que Biden pudiera siquiera abordar el Air Force One para comenzar el vuelo de regreso a Washington, sus asesores se apresuraron a afirmar que no había estado pidiendo un cambio inmediato en el gobierno en Moscú.

«El punto del presidente era que no se puede permitir que Putin ejerza poder sobre sus vecinos o la región. No estaba discutiendo el poder de Putin en Rusia, o el cambio de régimen», dijo un funcionario de la Casa Blanca.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, denunció rápidamente a Biden, diciendo que «no depende del presidente de los Estados Unidos y no de los estadounidenses decidir quién permanecerá en el poder en Rusia».