EE. UU. Y China reafirman su compromiso con el acuerdo comercial

Mundo

En una llamada telefónica entre altos funcionarios

Estados Unidos y China dicen que son optimistas sobre el estado de su acuerdo comercial, incluso cuando las dos superpotencias luchan por una serie de otros problemas, incluida la tecnología y la seguridad nacional.

Altos funcionarios comerciales de Estados Unidos y China reafirmaron su compromiso con un acuerdo comercial de fase 1, que ha hecho que China se retrase en sus obligaciones de comprar productos estadounidenses, lo que dio un impulso a los mercados financieros el martes. En la llamada se destaca la participaron de el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el viceprimer ministro chino Liu He, que hablaron por teléfono el lunes por la noche, hora de Estados Unidos, según declaraciones publicadas por sus respectivos gobiernos. Fue el primer diálogo formal desde principios de mayo, en medio de la preocupación de que el acuerdo podría estar en terreno inestable a medida que se debilitan los lazos entre Estados Unidos y China. 

«Ambas partes ven avances y están comprometidas a tomar las medidas necesarias para garantizar el éxito del acuerdo», dijo la oficina del Representante Comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer en un comunicado después de lo que describió como una llamada programada regularmente. La llamada se esperaba originalmente para el 15 de agosto, seis meses después de que se lanzara el acuerdo comercial. El Ministerio de Comercio de China calificó las conversaciones como «un diálogo constructivo» en su propia declaración, y agregó que los países acordaron «crear las condiciones y la atmósfera para seguir impulsando» el acuerdo. 

Las tensiones entre Estados Unidos y China se han intensificado en varias ocasiones. Washington y Pekín han intercambiado sanciones y críticas por una lista cada vez mayor de cuestiones, incluida una nueva ley de seguridad nacional impuesta a Hong Kong y los reclamos territoriales en disputa de China en el Mar de China Meridional. Los países se han culpado mutuamente por la propagación del Covid-19 y han cerrado un par de consulados por una disputa de seguridad nacional. Las autoridades estadounidenses también han apuntado a varias empresas tecnológicas chinas y han amenazado con prohibir las populares aplicaciones TikTok y WeChat.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha expresado su enojo con China por la pandemia del nuevo coronavirus, dijo que había pospuesto esa reunión porque no estaba contento con Beijing. «Cancelé las conversaciones con China», dijo Trump la semana pasada, «No quiero hablar con China en este momento».

Sin embargo los analistas han dicho que ambos países tienen interés en mantener relaciones económicas estables y tienen un historial de continuar esos lazos incluso frente a estos problemas. Robert Lighthizer dijo que «abordaron las medidas que China ha tomado para efectuar cambios estructurales» en cuestiones que incluyen la protección de los derechos de propiedad intelectual, la eliminación de impedimentos para las empresas estadounidenses en los sectores de servicios financieros y agricultura y eliminar las transferencias de tecnología forzadas «. 

Las partes también discutieron los aumentos significativos en las compras de productos estadounidenses por parte de China, así como en las acciones futuras necesarias para implementar el acuerdo ”. Los comentarios de Estados Unidos “mostraron que creen que vamos a seguir comprando a Estados Unidos, al menos antes de que se celebren las elecciones. Y lo haremos ”, dijo un comerciante de productos agrícolas de una empresa estatal china «Definitivamente vamos a mantener la postura de comprar tanto como sea posible, pero es realmente difícil decir si se pueden alcanzar los objetivos».

A principios de este mes, el asesor de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que China había aumentado «sustancialmente» sus compras de productos estadounidenses, y agregó que el comercio está «bien en este momento». Si bien China aumentó recientemente la compra de productos agrícolas, incluida la soja, está lejos de cumplir su compromiso de comprar productos agrícolas estadounidenses por valor de 36.500 millones de dólares en virtud del acuerdo.  Estados Unidos exportó solo $ 7.274 mil millones en productos agrícolas a China en la primera mitad del año.