$11 millones para expandir el programa de apoyo familiar a todos los condados

New York en breves

La gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, anunció el miércoles que $11 millones en fondos del presupuesto estatal recientemente promulgado ya están disponibles y se utilizarán para expandir el programa Healthy Families New York a todos los condados del estado.

El programa se enfoca en el alcance comunitario preventivo al proporcionar visitas domiciliarias voluntarias a futuros padres y familias con bebés.

“Healthy Families New York es un programa comprobado que ha ayudado a fortalecer a las familias y mejorar el bienestar de los niños en todo Nueva York”, dijo la gobernadora. “Es primordial que sigamos haciendo inversiones inteligentes en programas basados ​​en evidencia que brinden apoyo directo a los niños y las familias cuando más lo necesitan. Estos fondos expandirán el programa probado Healthy Families New York a todos los condados, brindando a más familias jóvenes el apoyo que necesitan para construir vidas saludables y ayudar a sus hijos a prosperar”.

El programa está a cargo de la Oficina de Servicios para Niños y Familias del Estado de Nueva York y promueve una atención prenatal óptima, mejores resultados en el parto y un crecimiento y desarrollo positivos para mejorar el vínculo entre padres e hijos, la salud materna, la salud infantil y el éxito escolar, según la gobernador.

La gobernadora Hochul ha dicho que se ha enviado una solicitud de propuestas por $9 millones para expandir el programa a todos los condados del estado y los $2 millones adicionales mantendrán la asistencia técnica, la capacitación y el sistema de datos necesarios para respaldar el programa en expansión.

Un total de $9 millones anuales de 2022 a 2025 estarán disponibles para financiar propuestas para servir a los condados que aún no tienen el programa.

Los fondos también se utilizarán para ampliar la elegibilidad a familias con niños de hasta 24 meses de edad en el momento de la inscripción cuando sean remitidos por los departamentos locales de servicios sociales, hasta la edad máxima de tres meses.

Los servicios de Healthy Families New York también incluyen ayudar a las familias a acceder a los recursos y servicios de la comunidad, educar a las familias sobre la crianza de los hijos y el desarrollo infantil, conectar a las familias con proveedores médicos y evaluar a los niños para detectar retrasos en el desarrollo.

Según la jefe de gobierno, esto se alinea con el Plan de Prevención de Primero la Familia del estado para fortalecer a las familias y reducir la posibilidad de que los niños entren en cuidado de crianza.