Gobernadora Hochul anuncia casi $16 millones para mejorar la seguridad

New York

El presupuesto estatal para el año fiscal 2023 destina $25 millones para subvenciones para asegurar a las comunidades contra los delitos de odio (SCAHC, por sus siglas en inglés). Además, se ampliarán los beneficios para las víctimas de delitos de odio, que ahora podrán obtener un reembolso de hasta $2,500, un aumento de $2,000 con respecto a años anteriores. Además, según las reformas de seguridad pública y justicia penal aprobadas en el Presupuesto, todos los delitos de odio que actualmente no son elegibles para arresto serán elegibles para arresto si la persona tiene dieciocho años o más.

Los beneficiarios de estas subvenciones tienen instalaciones en 28 condados en todas las regiones del estado. Las organizaciones que no habían recibido financiación anteriormente o aquellas que no habían recibido financiación para una instalación o instalaciones específicas eran elegibles para solicitar esta financiación. La subvención máxima fue de $50,000 cada una para no más de tres instalaciones, para una adjudicación máxima de $150,000. Los fondos pueden usarse para mejoras de seguridad interior o exterior, como alarmas, pánico. botoneras, vallas, vidrios irrompibles y megafonía, entre otros elementos. Los fondos también pueden usarse para cubrir los costos asociados con la capacitación en seguridad.  

Incluyendo las subvenciones anunciadas hoy, se han otorgado aproximadamente $83,1 millones en fondos totales a más de 600 organizaciones sin fines de lucro para apoyar aproximadamente 1700 proyectos desde la creación del programa en 2017. 

Tal como lo define la ley estatal, los delitos de odio tienen como objetivo a personas, grupos de personas o propiedades debido a una percepción o creencia sobre raza, etnia, sexo, orientación sexual, religión u otras características. Si bien el número total de incidentes de delitos motivados por el odio denunciados a la policía en todo el estado es una fracción de todos los delitos denunciados, estos delitos afectan negativamente a comunidades enteras, no solo a la persona o institución a la que están destinados. El estado de Nueva York monitorea estos incidentes para identificar tendencias y medidas que aborden o prevengan un aumento en los ataques. 

Los datos preliminares a nivel estatal para 2021 muestran un aumento significativo en los incidentes de delitos de odio: 778 en 2021 en comparación con 497 en 2020. Las personas e instituciones judías, negras, asiáticas y LGBT fueron los objetivos más comunes y esos incidentes contribuyeron al aumento en todo el estado. Los 778 delitos de odio fueron los más denunciados durante el período de 10 años desde 2012 hasta 2021. Fue solo la segunda vez durante ese período en que el total de incidentes superó los 700; hubo 734 crímenes de odio denunciados en 2012. 

El odio, el racismo y la xenofobia no tienen cabida en nuestro Estado, y esta financiación crítica envía un mensaje claro de que Nueva York está unida contra las personas que buscan sembrar el odio y dividirnos”.

Gobernadora Kathy Hochul

La comisionada de la División de Servicios de Justicia Criminal, Rossana Rosado, dijo:  “Un crimen de odio contra un neoyorquino u organización es un crimen contra todos los neoyorquinos. Estoy orgulloso del papel de mi agencia en la administración de estos fondos y agradezco a la gobernadora Hochul por su compromiso de ayudar a garantizar una Nueva York diversa, vibrante y segura para todos sus residentes”. 

La  División de Servicios de Justicia Penal del  estado proporciona un apoyo crítico a todas las facetas del sistema de justicia penal del estado. La agencia brinda capacitación directa a las fuerzas del orden y otros profesionales de la justicia penal; supervisa un programa de acreditación de aplicación de la ley; se asegura de que el alcoholímetro y los equipos de control de velocidad utilizados por las fuerzas del orden locales funcionen correctamente; administra la financiación de subvenciones de justicia penal; analiza datos de programas y delitos en todo el estado; proporciona apoyo a la investigación; supervisa los departamentos de libertad condicional del condado y los programas alternativos al encarcelamiento; y coordina la política de justicia juvenil. 

La agencia también mantiene registros de antecedentes penales y archivos de huellas dactilares del estado de Nueva York y realiza verificaciones de antecedentes para empleo y licencias. La agencia administra el Registro de Delincuentes Sexuales del estado; el Centro de Información de Personas Desaparecidas; el banco de datos de ADN del estado en cooperación con el Centro de Investigación Forense de la Policía del Estado de Nueva York; y brinda apoyo de personal a comisiones y consejos designados de forma independiente, incluida la Comisión de Ciencias Forenses del Estado de Nueva York, que supervisa y acredita los laboratorios forenses del estado, entre otras responsabilidades. 

La Oficina de Servicios a las Víctimas del estado financia más de 200 programas en todo el estado que brindan servicios, apoyo y asistencia a las víctimas de delitos de odio y otros delitos. La agencia también puede proporcionar a las personas elegibles asistencia financiera para los gastos que resulten de ser víctimas de delitos de odio u otros delitos. Visite www.ovs.ny.gov/connect para localizar un programa.

La fiscal de distrito Melinda Katz dijo: “Agradecemos al Gobernador ya la Legislatura por su liderazgo al proporcionar herramientas y recursos para combatir los delitos motivados por el odio y aumentar la seguridad pública. Los crímenes de odio no tienen cabida en ninguna parte y ciertamente no en la ciudad de Nueva York o el distrito de Queens, el condado más diverso de la nación, donde nuestras diferencias son nuestra fuerza”.

El senador estatal Toby Stavisky dijo: “Hoy, en solidaridad con nuestros amigos asiáticos, judíos, negros, latinos, LGBTQ y los necesitados, hablamos con una sola voz. El viernes, mientras el pueblo judío observa la Pascua, que cuenta la historia de la huida de la esclavitud, se nos recuerda que la lucha no ha terminado. La comunidad se enfrenta al odio de forma regular. La comunidad asiático-estadounidense también continúa luchando contra el racismo, la intolerancia y la injusticia. La gente no se da cuenta de que el desempleo es rampante, que la gente enfrenta inseguridad alimentaria y de vivienda y que la tasa de pobreza más alta se encuentra en la comunidad asiático-estadounidense. Este presupuesto es nuestra respuesta al odio”.

La asambleísta Nily Rozic dijo: «A medida que continúa el aumento constante de los delitos de odio en Nueva York, no hay lugar para la autocomplacencia. Elogio al gobernador Hochul por tomar medidas reales y creíbles para prevenir y abordar los delitos de odio en Nueva York. Esta nueva financiación de seguridad seguir adelante para mantener y proteger a los neoyorquinos a salvo. Continuaremos tomando medidas hasta que quede indiscutiblemente claro que Nueva York no tolerará el odio ni la violencia».