New York en breves

New York

El número total de hospitalizaciones por COVID sigue siendo bajo. Ayer, hubo 492 hospitalizaciones en total. De las 71.189 pruebas informadas ayer, 566, o el 0,79%, fueron positivas. Lamentablemente, perdimos a 3 neoyorquinos por el virus.

Hay un repunte en los casos en el oeste de Nueva York. A principios de esta semana, la tasa de infección estaba aumentando levemente y ha estado por encima del 1.0% durante seis días. Ayer, la tasa fue del 1,4%. El aumento de casos se debe en parte a las agrupaciones en dos plantas de fabricación y entre los trabajadores agrícolas de temporada. 

Hágase la prueba si ha estado en contacto cercano con alguien que sea positivo para COVID-19. En caso de duda, hágase la prueba. A pesar de una desconcertante reversión de la guía de los CDC sobre este asunto, el Departamento de Salud del Estado continúa recomendando que cualquier persona que haya tenido contacto cercano con alguien que sea positivo se haga la prueba, ya sea que presente síntomas o no. En Nueva York, cualquier persona que quiera una prueba de COVID-19 puede hacerse una.

La igualdad de género es un problema de salud pública. En el Día de la Igualdad de la Mujer, Melissa DeRosa, Secretaria del Gobernador y Presidenta del Consejo de Mujeres y Niñas del Estado de Nueva York, publicó un artículo que detalla la respuesta del estado de Nueva York a los desafíos específicos que las mujeres han enfrentado durante la pandemia de COVID-19, desde un repunte en incidentes de violencia doméstica a pasar por el trabajo de parto en circunstancias difíciles. 

Los recursos de salud mental todavía están disponibles para quienes los necesitan. No podemos subestimar el impacto que está teniendo esta pandemia en la salud mental. Los neoyorquinos pueden llamar a la línea directa del estado al 1-844-863-9314 para obtener apoyo emocional gratuito, consultas y referencias a un proveedor o visitar headspace.com/ny para obtener recursos gratuitos de meditación y atención plena.

Paulo Luardo es enfermero del departamento de emergencias del New York-Presbyterian / Weill Cornell Medical Center. Su prometida Carrie Wan trabaja al otro lado de la calle como enfermera de cirugía ginecológica en el Memorial Sloan Kettering. La pareja estaba programada para casarse en 2020, pero cuando el COVID llegó a la ciudad de Nueva York, las dos enfermeras pospusieron su boda para luchar en el frente de la pandemia. Dan crédito a la amabilidad de los extraños por ayudarlos a superar lo peor de la oleada. Las notas de agradecimiento que los vecinos deslizaron por debajo de la puerta de su apartamento los inspiraron, al igual que los resonantes vítores diarios a las 7 p.m. en apoyo de los trabajadores esenciales en el Upper East Side de Manhattan. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *