El Imponderable uso del Tiempo

Opiniones del día

Ramon Velasquez Gi.

Dentro de un rato, más tarde, en una semana, mes o año.  Todos estos son términos que usamos en nuestra vida cotidiana para medir el tiempo. Y siempre lo calculamos a futuro obviamente, lo que esta por venir u ocurrir pues el tiempo pasado ya ocurrió, ya lo sabemos y esta guardado en nuestra mayeútica.

Lo que resulta un imponderable es lo que va a pasar,..no lo sabemos.  Aún lo hayamos programado y calculado, el resultado nunca lo sabremos hasta que ocurra.

La vida cotidiana es así. Uno sale en la mañana habiendo calculado el factor  tiempo para lo que va a hacer, pero nunca o muy pocas veces se amoldara el tiempo a los cálculos.

Las eventualidades que te esperan al salir no pueden ser medibles. 

Llegas al primer semáforo y te agarra la luz roja, quedas de primero en la fila que inminente se formara detrás de tu carro, lo cual indica que acaba de cambiar la luz y será un ratico que de acuerdo a tu apuro te parecerá un buen rato.   El corazón te empieza a latir más rápido cuando pasan los segundos que te parecen minutos y la luz no cambia; miras el reloj nerviosamente y maldices a los que programan los semáforos,..a la alcaldía que los puso,..etc. etc,..hasta que la luz..por fin cambia a verde; continuas conduciendo hasta llegar al próximo semáforo donde quizás se repita el episodio, quizá no.  Imposible saberlo.

Si andas a pie es igual, donde quiera que te detengas serás esclavo del tiempo.  Te detienes en una panadería a tomar un café, comprar un cachito (croissant) lo que sea.. El tipo no te atiende cuando haces el pedido  esta ocupado con otro cliente, pasan segundos..que a uno le parecen minutos; de nuevo ves el reloj, se empiezan a calentar las orejas, ya casi que te vas cuando por fin el tipo te atiende. Obviamente estaba atendiendo otro cliente pero uno solo piensa en el tiempo medido que tiene para llegar o hacer lo que tiene que hacer.

En su camino a la tarea programada del día, cada persona se encontrará con estos supuestos aquí contados y muchos mas, hasta lograr el  objetivo, pero siempre estaremos sujetos al imponderable tiempo que en el transcurso de cada jornada, te cambiará los cálculos o quizás no, no lo sabemos hasta llegar a casa de regreso y disfrutar de ese lugar..donde si,..el tiempo no nos afronta, no nos apura,  a menos que hayas montado a cocinar  unas arepas y se te olvide que las montaste.

Saludos.