Órdenes ejecutivas del Presidente Biden

Portada

El presidente electo, Joe Biden, planea iniciar su primer día de mandato con la aprobación de 17 órdenes ejecutivas y memorandos que permitan revertir las políticas de Donald Trump. Estos mandatos incluyen la creación de una nueva oficina en la Casa Blanca para coordinar la respuesta a la crisis del Covid-19, el reingreso en la OMS y la prioridad de que Estados Unidos vuelva a formar parte del Acuerdo de París. 

Mascarilla: Biden exige el uso de máscaras y el distanciamiento social en todos los edificios federales, en terrenos federales y por empleados y contratistas federales. El enmascaramiento constante es una práctica que la ciencia ha demostrado ser efectiva para prevenir la propagación del coronavirus, particularmente cuando el distanciamiento social es difícil de mantener.

Está desafiando a todos los estadounidenses a usar una mascarilla durante los primeros 100 días de su administración. Ese es un período crítico, ya que las comunidades seguirán siendo vulnerables al virus incluso cuando el ritmo de inmunización aumente al objetivo de Biden de 100 millones de inyecciones dentro de 100 días.

Organización Mundial de la Salud: Biden también está ordenando al gobierno que se reincorpore a la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés), de la que Donald Trump se retiró a principios de este año después de acusarlo de incompetencia y de ceder ante la presión china por el coronavirus.

Terminar prohibición de viajeros musulmaenes Biden está poniendo fin a lo que se conoce como la “prohibición de viajar” o la “prohibición musulmana”, uno de los primeros actos de la administración Trump. En enero de 2017, Trump prohibió la entrada al país a ciudadanos extranjeros de siete países en su mayoría musulmanes. Después de una larga pelea judicial, la Corte Suprema confirmó una versión diluida de la regla en una decisión de 5 a 4 en 2018.

El Muro: Pone fin de inmediato a la emergencia nacional que el presidente saliente declaró en la frontera en febrero de 2018 para desviar miles de millones de dólares del Departamento de Defensa a la construcción del muro. También está deteniendo la construcción para revisar los contratos y cómo se podría redirigir el dinero del muro.

La Corte Suprema programó argumentos para el 22 de febrero sobre la legalidad de la desviación de fondos por parte de Trump del Departamento de Defensa de esfuerzos antinarcóticos y proyectos de construcción militar para la construcción de muros.

Daca: El  gabinete trabajará para preservar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que ha protegido de la deportación a cientos de miles de personas que llegaron al país cuando eran niños desde que se introdujo en 2012.  Trump ordenó el fin de DACA en 2017, lo que provocó un desafío legal que terminó en junio cuando la Corte Suprema dictaminó que debería mantenerse en su lugar porque la administración Trump no siguió las pautas de creación de reglas federales para deshacerlo. Pero DACA aún enfrenta desafíos legales.

Deportaciones: Revocar una de las primeras órdenes ejecutivas de Trump, que declaró que los aproximadamente 11 millones de personas en el país sin documentos se consideren prioridades para la deportación. El Departamento de Seguridad Nacional llevará a cabo una revisión de las prioridades de aplicación de la ley. El sitio de Biden dice que las deportaciones se centrarán en la seguridad nacional y las amenazas a la seguridad pública.

Censo: Se revertirá un plan de Trump para excluir a las personas indocumentadas de ser contadas en el Censo de 2020. El censo se utiliza una vez por década para determinar cuántos asientos en el Congreso y votos del Colegio Electoral obtiene cada estado, así como la distribución de $1.5 billones en gastos federales cada año.

Legislación: Una legislación que otorgaría tarjetas de residencia y un camino hacia la ciudadanía a cualquier persona residiendo en los Estados Unidos en esta fecha, un estimado de 11 millones de personas. La mayoría tendría que esperar ocho años para obtener la ciudadanía, pero las personas inscritas en el programa DACA y con Estatus de Protección Temporal para huir de países devastados por conflictos solo esperarían tres años. Otras disposiciones reducen el tiempo que muchas personas tienen que esperar fuera de los Estados Unidos para obtener las “green cards”, brindan ayuda para el desarrollo a Centroamérica y reducen la acumulación de 1.2 millones de casos en las cortes de inmigración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *