Hija del republicano Giuliani se revela y llama a votar por Biden

Política

«Créeme cuando te digo que huir y pasar de todo no solucionará el problema. Tenemos que luchar. La única forma de acabar con esta pesadilla es votar. No hay esperanza en el horizonte, pero solo la conoceremos si elegimos a Joe Biden y Kamala Harris». Lo lógico sería pensar que, si alguna hija de político estadounidense tuviese que entonar un posicionamiento electoral de este tipo, lo hiciesen las herederas demócratas, una Malia Obama o una Chelsea Clinton. Como estamos en 2020 y la lógica ya no parece regir nuestra existencia, cabe aclarar que quién ha escrito esta frase en un ensayo de Vanity Fair ha sido Caroline Rose Giulani, hija del republicano Rudolph (Rudy) Giulani, ex alcalde de Nueva York y abogado guardián de Donald Trump. Giulani es abogado del presidente desde 2018 y es uno de sus más serviles y controvertidos defensores, tanto frente a la investigación del Rusiagate, como durante el juicio político contra el presidente o la actual crisis del coronavirus.

«Tengo una confesión difícil, algo que suelo guardar al menos para la segunda cita. Mi padre es Rudy Giuliani. Somos multiversos separados, políticamente y de otro modo. He pasado toda una vida forjando una identidad en las artes separada de mi apellido, por lo que declararme públicamente como un ‘Giuliani’ parece contradictorio, pero me he dado cuenta de que ninguno de nosotros puede permitirse el lujo de estar en silencio en este momento», apunta en el texto Caroline Rose Giulani, cineasta, actriz y escritora. La hija del que fuese alcalde de Nueva York entre 1994 y 2002 afirma en su escrito que votó por Hillary Clinton en las elecciones de 2016 y por Obama en las anteriores.

Aunque en el texto sí da las gracias al ex alcalde de Nueva York por una infancia plagada de privilegios en la que nunca le faltó nada, la hija de Giulani asegura que desde que tenía 12 años, sus constantes discusiones con su padre sobre el racismo o los derechos LGTBQ han frustrado su relación política con él. «Me sentí importante al decir lo que pensaba y me alegro de que al menos logremos comunicarnos. Pero el abismo fue doloroso, no obstante, y se ha vuelto exponencialmente mayor en la era de Trump con un tribalismo partidista que golpea el pecho. Imagino que muchos estadounidenses pueden identificarse con el sentimiento de impotencia que este ciclo de confrontación ha creado en mí, pero no estamos indefensos. Puede que no pueda hacer que mi padre cambie de opinión, pero juntos podemos sacar a esta administración tóxica del poder», escribe la directora.

La segunda hija de Giulani afirma que su padre se ha transformado en un peligroso perro guardián de Trump. «Si algo me ha enseñado ser la hija de un alcalde polarizador que se convirtió en el bulldog personal del presidente, es que la corrupción comienza con los «sí-señor» y las mujeres aliadas que crean una cámara de resonancia de mentiras y sumisión para mantener su proximidad al poder. Hemos visto esto hasta la saciedad con Trump y su cuadro de aduladores de alto nivel». También expresa lo peligroso que sería para las minorías si Trump vuelve a salir reelegido, aumentando los niveles de discriminación: «Las mujeres, los inmigrantes, las personas con discapacidades y las personas de color también están siendo atacadas por las políticas inhumanas de Trump y por sus nombramientos judiciales, incluida, probablemente, Amy Coney Barrett».

La postura política de Caroline Rose Giulani no es una novedad. En 2016 hizo campaña por Hillary Clinton públicamente y echando un vistazo a su cuenta de Instagram se pueden encontrar fotos con Kamala Harris o que fotografía lemas como «Fuck Trump».