CDC alertan a los proveedores sobre casos de hepatitis de origen desconocido

Salud

Los CDC emitieron hoy una alerta de salud a nivel nacional para notificar a los médicos y a las autoridades de salud pública sobre un grupo de niños identificados con infección por hepatitis y adenovirus, y para pedirles a todos los médicos que estén atentos a los síntomas y que informen cualquier caso sospechoso de hepatitis de origen desconocido a sus departamentos de salud locales y estatales.

CDC está trabajando actualmente con el Departamento de Salud Pública de Alabamaicono externoinvestigar un conglomerado de nueve casos de hepatitis de origen desconocido en niños de 1 a 6 años de edad, todos previamente sanos. Ninguno de estos niños estaba en el hospital debido a una infección actual por SARS-CoV-2. Los primeros casos de EE. UU. se identificaron en octubre de 2021 en un hospital infantil en Alabama que admitió a cinco niños con lesión hepática significativa (incluidos algunos con insuficiencia hepática aguda) sin causa conocida, que también dieron positivo por adenovirus. Se descartaron virus de hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C.

Tras la investigación, una revisión de los registros hospitalarios identificó cuatro casos adicionales, todos los cuales tenían lesión hepática e infección por adenovirus; las pruebas de laboratorio identificaron que algunos de estos niños tenían adenovirus tipo 41, que causa con mayor frecuencia la gastroenteritis aguda pediátrica. No se encontró ningún vínculo epidemiológico conocido o exposiciones comunes entre estos niños. Una alerta estatal para obtener casos adicionales el 1 de febrero de 2022 no ha generado más informes.

Los CDC también están al tanto de un aumento en los casos de hepatitis pediátrica sin causa conocida informados recientemente en Europaicono externo, y ha estado en contacto con nuestros homólogos europeos para comprender lo que están aprendiendo. El adenovirus se ha confirmado en varios de los casos europeos, pero no en todos.

Los síntomas de la hepatitis, o inflamación del hígado, incluyen fiebre, fatiga, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura, heces de color claro, dolor en las articulaciones e ictericia, y pueden ser causados ​​por virus. Los adenovirus se propagan de persona a persona y causan con mayor frecuencia enfermedades respiratorias, pero según el tipo, también pueden causar otras enfermedades como gastroenteritis (inflamación del estómago o los intestinos), conjuntivitis (ojo rosado) y cistitis (infección de la vejiga) . El adenovirus tipo 41 se presenta típicamente como diarrea, vómitos y fiebre, a menudo acompañados de síntomas respiratorios. Si bien ha habido informes de casos de hepatitis en niños inmunocomprometidos con infección por adenovirus, no se sabe que el adenovirus tipo 41 sea una causa de hepatitis en niños por lo demás sanos.

Los CDC están trabajando con los departamentos de salud estatales para ver si hay casos adicionales en los EE. UU. y qué puede estar causando estos casos. En este momento, creemos que el adenovirus puede ser la causa de estos casos informados, pero los investigadores aún están aprendiendo más, incluido descartar otras posibles causas e identificar otros posibles factores contribuyentes. Hasta el momento, se han descartado otras causas comunes de hepatitis viral, como la hepatitis A, B y C. 

Los CDC y los funcionarios estatales de salud pública continuarán trabajando juntos en estrecha colaboración con los médicos para identificar y detectar patrones inusuales o grupos de enfermedades para prevenir más enfermedades.

Los CDC solicitan a los médicos que consideren la posibilidad de realizar pruebas de adenovirus para pacientes pediátricos con hepatitis de etiología desconocida y que informen cualquier posible caso de hepatitis de origen desconocido a los CDC y a las autoridades estatales de salud pública. «Además, alentamos a los padres y cuidadores a que estén al tanto de los síntomas de la hepatitis y que se comuniquen con su proveedor de atención médica si tienen alguna inquietud».