Las casas astrológicas

Astrologia

Se trata de la división del espacio en 12 diferentes sectores que representan distintos ámbitos de la vida humana. Cada sector se rige por un signo zodiacal y el paso de los planetas por cada uno. Por lo que los signos zodiacales son la energía de cada quién y las casas dictan cómo se emplea esa energía en cada aspecto de la vida, como el trabajo, las relaciones interpersonales, la salud, cambios, rutina, entre otros.

Representado en forma de circunferencia, en el mapa de la división de cada casa se observan en cuatro cuadrantes que contienen tres casas cada uno, los cuales se delimitan por una línea o eje horizontal que va desde un punto llamado Ascendente (casa 1) hasta el Descendiente (casa 7); y una línea o eje vertical que va desde el Fondo Cielo (casa 4) hasta Mitad Cielo (casa 10) que coinciden con los puntos cardinales. 

Comenzando en la casa 1, en dirección contraria a las agujas del reloj, se cuentan el resto de las casas, que dependiendo de su distancia con respecto a los ejes, representan características específicas: las casas que se encuentran junto al eje (1, 4, 7,10) se llaman ‘angulares’  y son conocidas como las más fuertes; las casas que le siguen (2, 5, 8, 11) se conocen como ‘sucesivas’ y representan los logros y estabilidad; y por último las casas que se encuentran al final del cuadrante (3,6, 9, 12) se les llama ‘cadentes’ y representan las crisis y los cambios.

¿Qué representa cada casa?

• Casa 1: corresponde a Aries. Simboliza el ‘yo’, lo que constituye nuestra esencia, nuestra vitalidad y deseos personales, pero también tiene mucho que ver con nuestro aspecto físico.

• Casa 2: corresponde a Tauro. Se trata de los bienes materiales y el dinero, y el todo lo que implica conseguirlos.

• Casa 3: corresponde a Géminis. Es la casa de las relaciones interpersonales que no escogemos; pero sobre todo de nuestra parte relacionada a los estudios y la inteligencia.

• Casa 4: corresponde a Cáncer. Representa las bases de nuestra existencia: nuestra familia, nuestros antepasados, en el entorno en el que nacemos y crecemos.

• Casa 5: corresponde a Leo. Esta casa se asocia a la creatividad, la niñez, nuestra energía vital y sentimientos.

• Casa 6: corresponde a Virgo. Representa cuatro aspectos: la salud, el trabajo y todo lo que involucra, los tíos y los animales, especialmente mascotas.

• Casa 7: corresponde a Libra. Es la casa de las uniones, de nuestras relaciones con quienes queremos y de forma muy peculiar tiene que ver con el matrimonio. 

• Casa 8: corresponde a Escorpio. Simboliza los cambios o el renacer, la vida y la muerte, asuntos misteriosos, las finanzas de los demás y la vida sexual.

• Casa 9: corresponde a Sagitario. Principalmente simboliza los viajes y la actitud aventura, además de los estudios universitarios; pero también se relaciona con nuestro aspecto psicológico.

• Casa 10: corresponde a Capricornio. Simboliza el éxito profesional y social que van ligados a las responsabilidades. 

• Casa 11: corresponde de Acuario. Corresponde a nuestros apoyos emocionales (familia, amigos, algún amuleto) y la capacidad de planificar y ejecutar proyectos.

• Casa 12: corresponde a Piscis. Esta casa se relaciona con aspectos negativos como el fracaso, sacrificios u obstáculos y nuestra capacidad de afrontarlos.