¡Como ORSAI no hay!

Columnistas

Juan Eduardo Fernández «Juanete»

Si cree que este artículo tiene que ver con aquella famosa marca que vende trajes en Venezuela, permítame aclararle amigo lector que no es así. Esta semana quiero contarles de un lugar maravilloso que inauguró su sede hace poco en la Ciudad de Buenos Aires: La Comunidad Orsai. 

Pero ¿Qué es Orsai? 

Orsai es una revista que se financia sin publicidad, es decir solo vive de las ventas de ejemplares, y que da trabajo a autores e ilustradores. Fue fundada en el año 2011 por Hernán Casciari, conocido en los bajos fondos como “El Gordo Casciari”. En su momento nació como una respuesta al monopolio de grandes editoriales que ofrecían tratos desiguales a los escritores. 

Luego, con el paso del tiempo, Orsai se convirtió en editorial, pero con un modelo que les abre el juego a los autores, a quienes les ofrece un trato igualitario, es decir, gana la editorial y en igual medida, también el escritor. 

Posteriormente y durante la pandemia, El Gordo fue por otro molino de viento: Las productoras de cine. Y es que en pleno confinamiento a Casciari se le ocurrió rodar la primera película colaborativa de la historia, desde su casa y por Zoom.

Para llevar esta empresa adelante, compró los derechos de la novela “La Uruguaya” de su amigo Pedro Mairal, y reclutó a un equipo de lujo para escribir el guión, elegir los actores, producir y dirigir la película. Para esto último convocó a la realizadora argentina Ana García Blaya. 

¿Qué fue lo novedoso? El proyecto no se financió a través de ningún fondo público o privado, sino de socios productores que, a cambio de un bono de 100 USD, pudo participar en las decisiones de guión, casting, como extras en el rodaje (tanto en Buenos Aires como en Montevideo), y hasta en la fase de postproducción. De esta hermosa locura formamos parte casi dos mil productores asociados. Cabe destacar que una vez estrenada, los socios reciben dividendos proporcionales al monto que invirtieron. 

La Uruguaya fue la piedra fundacional de Orsari Audiovisuales, donde actualmente estamos produciendo la serie Canelones y el documental Sola en el Paraíso. Eso sin contar que en Orsai ya desde hace un rato se vienen produciendo obras de teatros y hasta podcast. ¿Ahora entienden por qué digo que como Orsai no hay?  

En fin, quiero aprovechar mi columna semanal para celebrar la inauguración del espacio Orsai, que no tengo duda, se convertirá en el cuartel general no solo de mis proyectos, sino de miles de proyectos. 

No tengo duda, que la casa de comunidad Orsai será una incubadora cultural que reunirá a comediantes, cineastas, escritores, poetas y cualquier cultor, que estén lo suficientemente locos para emprender proyectos fuera de lo común.

¿Qué se viene? 

Cómo en la comunidad Orsai no se puede estar tranquilos, ahora se está llevando adelante un concurso de anécdotas, donde el ganador no solo verá su cuento en la pantalla, sino que se llevará un pote en dólares. 

Y por si esto fuera poco, también ya se está trabajando en la Universidad Orsai, la primera casa de estudio de narrativa en español. ¿Qué haremos después? Conociendo a Hernán y a la comunidad Orsai, seguramente nos convenza de ser la primera comunidad en enviar a un venezolano a la luna… mucho me temo que ese venezolano seré yo. 

Bueno, ahora los tengo que dejar, porque la casa Orsai abre a las 9 y no quiero llegar tarde a ese maravilloso lugar. Si vives en Buenos Aires o llegas a venir, te esperamos en Serrano 1141.