Investigarán a Cristiano Ronaldo por tirar celular de aficionado

Deportes

El Manchester United anunció una investigación en contra de Cristiano Ronaldo por un vídeo en el que se observa al futbolista portugués manotear el teléfono celular de un aficionado del Everton, a su salida de Goodison Park, tras el partido que su equipo perdió 1-0.

El jugador luso, según las imágenes compartidas en redes sociales por la cuenta «EvertonHub», habría lanzado al suelo el móvil en un acto de ira por la derrota.

Cristiano volvió este sábado a la alineación del United, tras perderse el último encuentro por enfermedad, pero no pudo contribuir a que su equipo sacase nada positivo de Liverpool.

La madre de Jake Harding, un niño autista de 14 años que acudió por primera vez a Goodison Park para presenciar la victoria del Everton frente al Manchester United, no ha dudado en llamar “matón” a CR7. 

Pese a que Cristiano Ronaldo se ha disculpado con su hijo invitándole a ver un partido en el estadio Old Trafford, Sarah Kelly no acepta su versión de los hechos. La policía de Merseyside, por su parte, ha confirmado que está investigando a Cristiano Ronaldo por la agresión.

El ex del Real Madrid, escribió en sus redes sociales tras el choque: “Nunca es fácil lidiar con las emociones en momentos difíciles como el que estamos pasando. Pero hay que ser respetuoso, tener paciencia y ser un ejemplo para los más jóvenes. Me gustaría pedir perdón por mi comportamiento y, si fuera posible, invitar al aficionado a ver un partido en Old Trafford como muestra de ‘fair play’ y deportividad”.

Por su parte, Sarah Kelly, contó en Liverpool Echo que su hijo “grabó a todos los jugadores del United caminando y luego bajó el teléfono porque Ronaldo se había bajado la media y le sangraba la pierna. Bajó el teléfono para ver qué era, ni siquiera habló”.

“Ronaldo simplemente pasó caminando, con un temperamento terrible, le arrancó el teléfono de la mano a mi hijo y siguió caminando”, añadió sobre lo sucedido con su hijo, que es autista y tiene dispraxia.

“Estaba llorando y totalmente conmocionado, no digirió lo que estaba sucediendo hasta que llegó a casa”, prosiguió Sarah Kelly. “Está realmente molesto y lo desanimó por completo para volver a un partido. Es el primero en el que ha estado y sucede esto. Tuvimos un día absolutamente brillante hasta esos últimos segundos, que estropean completamente el día”, apostilló.