Barrios, bloques y basura: un maravilloso libro de la dibujante y apasionada de la gran manzana, Julia Wertz

Espectáculo

Existe la Nueva York de las grandes avenidas, de las tiendas de lujo y las luces deslumbrantes de los anuncios de los rascacielos y otra Nueva York muy distinta que sortea todo lo que ya conocemos. 

Este mundo paralelo, que coexiste sin casi interferir, llena las páginas de este libro ilustrado que emerge como una de las guías más originales para llevar bajo el brazo en una próxima visita a Manhattan.

Su autora, Julia Wertz, se crió en California pero, como muchos inquietos, sintió la llamada de Nueva York y aterrizó allí en 2006. 

Su relación con la ciudad tuvo todos los síntomas del típico neoyorquino: un proceso de adaptación duro, altas dosis de alcohol, frustraciones, estado de felicidad puro y, finalmente, un desahucio ilegal que la devolvió a California.

En Barrios, bloques y basura, Julia Wertz nos lleva a la parte trasera de esa Nueva York que crees que conoces. 

No es la Nueva York turística la Estatua de la Libertad hace apenas una breve aparición y el Empire State Building no sale en absoluto, sino sus entrañas, los lugares más secretos de esta ciudad que, a día de hoy, sigue sin dormir. 

A través de magníficos y divertidos dibujos y cómics, Wertz nos descubre paisajes urbanos en los que podemos encontrar «el antes y el después» de muchos de sus rincones más increíbles y las historias más disparatadas, como la leyenda de Kim’s Video, el peliagudo negocio de Ray’s Pizza, la basura vintage y los huesos de caballo que ensucian la costa de Bottle Beach en Brooklyn, el cementerio de máquinas de pinball en el fondo del Hudson, el astillero abandonado de Staten Island o la espeluznante biografía de Madame Restell, la insaciable abortera de la Quinta Avenida.

De la mano de esta neoyorquina y neoyorksófila, tan buena contadora de historias como dibujante, y con un envidiable sentido del humor, recorreremos bares, restaurantes y puestos de comida ambulante, sabremos de libreros y de basureros, y entraremos en apartamentos minúsculos o de un lujo tan desorbitado como sus precios.

Barrios, bloques y basura es algo así como un viaje a deshoras en un taxi amarillo que, en realidad, va siguiendo a otro taxi, también amarillo pero más antiguo, tras cuya estela iremos desde la ciudad actual hasta una Nueva York de antaño que sigue escondida entre sus calles.

«Una apasionante disección anatómica de la ciudad, un libro de fascinantes paisajes urbanos e historias ocultas, como la de la famosa abortera del siglo XIX Madame Restell, que atendió a las mujeres de la alta sociedad y construyó su lujosa mansión en la Quinta Avenida, a una manzana de una iglesia católica, supuestamente para burlarse de los fieles… La ciudad se eleva de forma majestuosa en estas páginas. Tus ojos no pueden parar; hay mucho que absorber».