Más de un siglo de historia de L’Oreal nos confirma la calidad de sus “productos

El rinconcito newyorquino

Mi primer contacto consciente con el maquillaje fue alrededor de mis 11 años, una etapa en la que comienzan a surgir dudas más realistas por las cosas más simples.

En este caso nunca tuve que preguntar para qué servía tal o cual producto, siempre estaba a un lado de mi mamá mientras se los aplicaba y entendí sin problemas que la base empareja el tono de la piel, el rímel le da volumen a las pestañas y el rubor te pone las mejillas rosaditas como si hubieras ido a la playa, y que, en general, todo servía para que las personas se vieran más radiantes.

Para mí, mi madre siempre ha sido preciosa, pero mientras iba creciendo, me di cuenta de que cuando se maquillaba se veía aún más, pero no exactamente por todo lo que se había puesto en el rostro sino por lo segura que lucía cuando lo hacía, especialmente al utilizar un labial rojo de L’Oréal con el que parecía una reina.

Ahí entendí el verdadero poder del maquillaje y, cuando ya tuve edad para usarlo, pude experimentar ese sentimiento que tal vez le causaba a mi mamá.

Como mi referencia más grande siempre fue L’Oréal, me “casé” con la marca y muchos de mis productos, tanto de maquillaje como skin care y cuidado del pelo, siempre son de su sello.

Hace 113 años (recién cumplidos), Eugène Schueller, un joven químico francés, fundó esta empresa que inició con la distribución de tintes inofensivos para el cabello, fabricados con una fórmula que el mismo desarrolló y que le trajo el éxito en muy poco tiempo, permitiendo así que su negocio se expandiera y abarcara todas las necesidades cosméticas, especialmente de las mujeres.

Más de un siglo de historia de L’Oreal nos confirma la calidad de sus “productos de belleza avanzados, de uso seguro y con eficacia clínicamente probada” que son el resultado de su “excelencia científica e innovación constante”.

Miles de mujeres en todo el mundo han usado siquiera una vez alguno de ellos y puedo asegurar que la mayoría ha quedado satisfecha con los resultados porque hay para todos los gustos y necesidades.

L’Oreal es sinónimo tanto de belleza como de empoderamiento femenino, pues se caracteriza por apoyar “a todas las mujeres en su búsqueda por la realización según sus propias reglas y deseos”.

Yo sin duda me he identificado con ese principio y es por ello que mantendré esta marca muy cerca de mí por lo que me quede de vida.

¿Ustedes también sienten lo mismo? Ansío conocer sus experiencias usando los productos de L’Oreal.

IG: @lorealusa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.