Policía Holandesa encuentra cámara de Tortura

Mundo

Se trató de una operación internacional liderada por Holanda y Francia

Seis hombres fueron arrestados en los Países Bajos tras el descubrimiento de siete contenedores de transporte convertidos en celdas y cámaras de tortura. Los contenedores se ubicaron en Wouwse Plantage, cerca de la frontera con Bélgica, después de que la policía francesa descifró teléfonos encriptados utilizados por delincuentes. La policía holandesa dijo que los contenedores fueron encontrados antes de ser utilizados, y que las posibles víctimas ahora estaban escondidas.

Después de ubicar los contenedores en abril en Wouwse Plantage, cerca de la frontera belga, la policía puso el área bajo observación y descubrió que varios hombres trabajaban en ellos casi todos los días. Cuando los contenedores estaban casi terminados, los investigadores decidieron intervenir.

Un video publicado en línea por la policía muestra a los oficiales arrestando a los sospechosos y también ingresando a los contenedores.

Seis de los contenedores habían sido habilitados como celdas, con aislamiento para ruidos, baños portátiles y esposas en techo y suelo, también descubrieron ropa de policía y chalecos antibalas. El séptimo contenedor tenía una silla de dentista pegada al piso así como tijeras de podar, escalpelos y pasamontañas.  Según los sospechosos sería «una sala de tratamiento».

El pasado 22 de junio, la Policía decidió finalmente intervenir, cuando las celdas parecían ya listas para su uso, y registró trece ubicaciones diferentes en Países Bajos, donde encontró también 24 kilos de éxtasis, varias furgonetas robadas, dos coches de alta velocidad y un total de 25 armas de fuego.