Usted depende de Putin, señora. Acusó Macron a Marine Le Pen

Mundo

El presidente, aspirante a la reelección, le hizo serias acusaciones a la aspirante a relevarlo

El debate más esperado de la campaña presidencial francesa, seguido durante dos horas y media, por todo el país, por radio y televisión, sirvió para que el presidente, Emmanuel Macron, y la candidata a sustituirlo, Marine Le Pen, hicieran un recorrido, por el futuro de Francia y Europa; al mismo tiempo que se hicieran acusaciones muy duras. 

Usted no puede defender los intereses de Francia

Los más severos dardos fueron lanzados por Macron:

«Las posiciones diplomáticas que usted ha defendido, desde hace años, nunca han sido independientes. Usted depende desde hace años del poder financiero ruso de Vladimir Putin».

«En su día -continuó Macron- usted contrajo préstamos ante un banco ruso, próximo a Putin. Usted habla a su banquero cuando habla de Rusia señora Le Pen. Usted depende de Putin, señora Le Pen. Usted no puede defender los intereses de Francia porque usted depende de gentes próximas al poder ruso»

Siempre he defendido la independencia de Francia

Visiblemente perturbada, la candidata de extrema derecha replicó de este modo: «Siempre he defendido la independencia de Francia y la soberanía del pueblo francés. El mío, es un partido modesto, que debe pedir préstamos a los bancos que le conceden crédito. Pagamos nuestros préstamos religiosamente».

En el terreno económico, Le Pen se presentó como un ama de casa muy conservadora, diciendo ser la mejor defensora de los obreros y las clases menos favorecidas, víctimas de la «arrogancia» del «poder macroniano». El presidente saliente le respondió denunciando su «irresponsabilidad» y «mentiras» haciendo promesas incompatibles con la buena gestión que, desde su óptica, ha permitido recortar el paro y relanzar la economía nacional. Macron defendió la necesidad de «trabajar más», retrasando la jubilación hasta los 65 años. Le Pen, por el contrario, defendió la jubilación a los 60. Le Pen denunció el «sistema internacional del libre cambio», que Macron defendió como indispensable para el crecimiento y la prosperidad.

Defensa de la OTAN y la Unión Europea

En terreno internacional, Le Pen insistió en su defensa de una «reforma» de la UE y la OTAN que los especialistas consideran como una tentativa de «desmantelamiento» de la construcción política de Europa. Le Pen defendió la sustitución de la actual UE por una nueva Alianza de Estados europeos soberanos, que tendrían relaciones privilegiadas con Rusia. Macron insistió en la «imperiosa necesidad» de la «doble soberanía», nacional y europea, en el marco de un respeto estricto de la solidaridad diplomática y militar entre aliados.

A caballo entre la política nacional y europea, Le Pen y Macron «compitieron» en materia de «lucha contra inmigración». La candidata de extrema derecha defendió un «cierre» absoluto de fronteras. El presidente recordó su propuesta de reforma de la política de seguridad interior europea.

En el terreno social / cultural, la candidata de extrema derecha defendió la «prohibición total» de todo tipo de velos islámicos. El presidente le respondió que su gobierno había aprobado una Ley contra el separatismo islamista, agregando: «Su programa conduce directamente a la guerra civil».

Macon habría ganado el debate

Según las primeras estimaciones oficiosas de varias cadenas de radio y televisión, la candidata de extrema derecha perdió de manera llamativa el duelo final: Macron ganó el duelo que pone fin a la campaña, cuando los sondeos en intenciones de voto le dan una ventaja de 8 a 10 puntos.

Le Pen y Macron discutieron de poder adquisitivo, de economía, inmigración, diplomacia, entre muchos otros temas.

La verdad de quién ganó se conocerá el domingo, cuando se realice la esperada segunda vuelta