Pasajeros del metro de NYC en el nivel más alto desde que la pandemia cerró la ciudad

New York en breves

El metro de la ciudad de Nueva York registró 3,5 millones de entradas esta semana, la mayor cantidad desde el 13 de marzo de 2020, que fue el viernes anterior al cierre de la Gran Manzana, ya que se convirtió en uno de los primeros epicentros de la pandemia de COVID-19.

Es un hito importante para los subterráneos, pero aún está lejos de los 5,5 millones de entradas que registraba el metro cada día de la semana antes de la pandemia.

“Estas cifras crecientes de pasajeros muestran que los neoyorquinos están preparados para un futuro pospandemia para nuestra ciudad y eso significa volver al sistema de transporte público”, dijo Sarah Meyer, jefa de servicio al cliente de la Autoridad de Transporte Metropolitano.

Lograr que los pasajeros vuelvan a subirse a los trenes será un desafío, dijo la gobernadora Kathy Hochul al anunciar las cifras de pasajeros del jueves durante un evento del viernes organizado por la Asociación del Plan Regional. Ella dijo que más trenes y plataformas abarrotados ayudarían a aliviar los problemas de delincuencia y seguridad.

“No va a cambiar de la noche a la mañana”, dijo Hochul a los periodistas. “Pero la colaboración entre mi administración y la administración de la ciudad de Nueva York va a transformar esto… Durante mucho tiempo, cuando eres el único en un tren, da un poco de miedo. Pero cuando ahora hay 3,5 millones de personas contigo, existe la sensación de que las cosas están volviendo a la normalidad”.

Los comentarios del gobernador se produjeron dos días después de que una encuesta de la Universidad de Quinnipiac estimara que el 61% de los neoyorquinos no se sienten seguros en el metro por la noche.

La gobernadora Hochul también dijo que su decisión del año pasado de retrasar un aumento de tarifas planificado de la MTA hasta 2023, después de que se presente a las elecciones, debería alentar a las personas a tomar el transporte público en lugar de los automóviles.

Con el número de pasajeros todavía un 40% por debajo de los niveles previos a la pandemia, la MTA todavía enfrenta un precipicio fiscal pronunciado. Los $14.5 mil millones en alivio federal de COVID aprobado por el Congreso para la agencia se agotarán para 2025, cuando los funcionarios proyectan un déficit presupuestario de $500 millones.

Las tarifas de tránsito solían pagar alrededor del 40% de los gastos operativos anuales de $ 17 mil millones de la agencia. El presidente de la MTA, Janno Lieber, reconoció en los últimos meses la necesidad de llenar el vacío con nuevas fuentes de ingresos.

Lieber ha dicho repetidamente que es «agnóstico» en cuanto a qué fondos podrían equilibrar los libros de la MTA, y Hochul se negó el viernes a presentar planes para encontrar más dinero para las operaciones de transporte público.

“Hacer que los pasajeros paguen la mayor parte de la forma en que se financia la MTA nunca será la solución”, dijo Lisa Daglian, directora ejecutiva del Comité Asesor Permanente de Ciudadanos de la MTA. “Es necesario que haya fuentes sostenibles y recurrentes de ingresos operativos, ya sea un aumento en el impuesto a las ventas o lo que sea. Hay mucha gente inteligente con muchas buenas ideas”.