Qué necesita saber sobre salmonella y huevos

Salud
  • Los pollos y otras aves de corral vivas pueden portar la bacteria Salmonella.
  • Estos gérmenes pueden propagarse de las aves a sus huevos. Si comes huevos crudos o poco cocidos, puedes enfermarte.
  • Siempre manipule y cocine los huevos adecuadamente para prevenir enfermedades.

Los huevos son uno de los alimentos más nutritivos y económicos de la naturaleza. Pero los huevos pueden enfermarte si no los manipulas y cocinas adecuadamente. Eso se debe a que los huevos pueden estar contaminados con Salmonella, que es una bacteria que enferma a las personas.

¿Cómo se les pega Salmonella a los huevos?

La salmonella puede entrar en las cáscaras de los huevos cuando las aves ponen huevos o cuando los huevos tocan los excrementos de las aves (caca) después de la puesta. Esto no es un problema para los huevos comerciales (por ejemplo, los huevos que compra en el supermercado) porque las empresas lavan los huevos antes de que lleguen a las tiendas.

La salmonella también puede contaminar el contenido del huevo mientras se forma dentro del pollo antes de que se formen las cáscaras. Hoy en día, muchas menos gallinas ponedoras tienen este problema que durante las décadas de 1980 y 1990, por lo que los huevos son más seguros. Pero algunos huevos todavía están contaminados con Salmonella.

¿Cómo puedo reducir la posibilidad de enfermarme por los huevos?

  • Compre huevos en tiendas y proveedores que mantengan los huevos refrigerados.
  • Mantenga sus huevos refrigerados a 40 °F (4 °C) o menos, que debería ser la temperatura de un refrigerador que funcione correctamente.
  • Deseche los huevos rotos o sucios.
  • Considere el uso de huevos y productos de huevo pasteurizados * , que están ampliamente disponibles.
  • Cocine los huevos hasta que tanto la yema como la clara estén firmes; esto sucede a una temperatura interna de 160 °F (71 °C) o más.
  • Use huevos pasteurizados para preparar alimentos que contengan huevos crudos o ligeramente cocidos, como salsa holandesa, aderezo para ensalada César y tiramisú.
  • Coma o refrigere los huevos y los alimentos que contienen huevos inmediatamente después de cocinarlos. Refrigerarlos dentro de 2 horas, o 1 hora si los huevos están expuestos a temperaturas superiores a 90 °F (como un auto caliente o un picnic).
  • Use agua y jabón para lavarse las manos  y los artículos que entren en contacto con los huevos crudos. Estos artículos incluyen encimeras, utensilios, platos y tablas para cortar.
  • No pruebe ni coma masas o rebozados hechos con huevos crudos, como masa para galletas o pasteles.

*La pasteurización es el proceso de calentar los huevos a una temperatura lo suficientemente alta durante un tiempo suficiente para matar los gérmenes que pueden enfermarlo. Los huevos pasteurizados han pasado por este proceso.

La enfermedad de Salmonella puede ser grave y es más peligrosa para ciertas personas.

La mayoría de las personas que se enferman de  Salmonella  tienen diarrea, fiebre y calambres estomacales.

Los síntomas generalmente comienzan de 6 horas a 6 días después de la infección y duran de 4 a 7 días. Las personas con diarrea deben beber más líquidos.

La mayoría de las personas se recuperan sin un tratamiento específico y no deben tomar antibióticos. Los antibióticos generalmente se usan solo para tratar a personas que tienen o están en riesgo de tener una enfermedad grave. En raras ocasiones, la Salmonella se propaga al torrente sanguíneo y causa una infección potencialmente mortal.

Algunos grupos de personas tienen más probabilidades de infectarse y enfermarse gravemente. Estos grupos incluyen niños menores de 5 años, adultos mayores de 65 años y personas que tienen problemas de salud icono externo o toma medicamentos que reducen la capacidad del cuerpo para combatir gérmenes y enfermedades (sistema inmunitario debilitado).

¿Debo llamar al médico?

Llame a su médico si tiene:

  • Diarrea que no mejora después de 2 días
  • Vómitos que duran más de 2 días
  • Signos de deshidratación, que incluyen orinar poco o nada, sed excesiva, boca muy seca, mareos o aturdimiento u orina muy oscura
  • Fiebre superior a 102 °F (39 °C)
  • Heces con sangre (caca)

Llame al médico de su hijo si su hijo tiene:

  • Diarrea que no mejora después de 1 día
  • Vómitos que duran más de
    • 12 horas para infantes,
    • 1 día para niños menores de 2 años, o
    • 2 días para otros niños
  • Signos de deshidratación, como no orinar en 3 horas o más, sequedad en la boca o la lengua o llanto sin lágrimas
  • Fiebre superior a 102 °F (39 °C)
  • Heces con sangre