Beneficios de la terapia geotermal (tratamientos con piedras calientes)

Bienestar

La terapia geotermal también conocida como masaje con piedras calientes tiene como principal objetivo armonizar y equilibrar el cuerpo a través de un masaje terapéutico realizado con piedras volcánicas y en algunos casos piedras frías.

La técnica basada en la colocación de piedras volcánicas o calientes y de igual modo piedras frías debe su eficacia de aplicación gracias a las técnicas naturales usadas durante su colocación.

Pues a través de la terapia geotermal se busca estimular la energía del cuerpo por lo cual es considerada como una técnica de masaje terapéutico.

Para poder aplicar una terapia geotermal el especialista usa diferentes tipos de piedras, entre las que sobresalen:

  • Piedra volcánica debido a su capacidad para retener calor.
  • Cuarzos
  • Amatistas
  • Cornalinas
  • Basalto
  • Mármol
  • Piedra de palma

Esta terapia consiste en la aplicación y colocación de piedras calientes por lo general en diferentes puntos del cuerpo, sin embargo, hay ocasiones en que los profesionales utilizan también piedras frías que ayudan a lograr el equilibrio en el cuerpo a través de la temperatura.

Por lo general las piedras son colocadas de manera estática durante el tiempo que mantiene la temperatura, esta técnica es acompañada por musicoterapia y aromaterapia para obtener un bienestar integral.

Por lo general las piedras son colocadas en los diferentes puntos en donde se ubican los chakras, esto con el objetivo de estimular el equilibrio energético.

Entre sus beneficios más sobresalientes se encuentran:

Reducción de dolores musculares: la temperatura de las piedras ayuda a que los tejidos se relajen para una mejor manipulación. 

Un masaje bien hecho puede reducir las contracturas y los espasmos.

Mejora en la circulación y flujo de energía: Las piedras deben colocarse en lugares específicos, los llamados centros de energía o chakras, para ayudar a la fluidez.

Eliminación de toxinas: Se recomienda tomar mucha agua al finalizar el tratamiento, ya que los músculos se liberan, y esto ayuda a deshacerse de ellas por completo.

Calma dolores: Ayuda a reducir las molestias causadas por enfermedades como artritis, fibromialgia, síndrome del túnel carpiano, entre otros.

Tranquiliza: Según expertos, aporta una mejor calidad de vida mostrando gran eficacia contra la ansiedad y la depresión; además de estimular el metabolismo y aliviar los dolores menstruales.

Pese a sus beneficios, el tratamiento está contraindicado en los siguientes casos.

  • Personas con heridas abiertas o afecciones de piel.
  • Quienes padezcan venas varicosas, presión alta, arritmia y enfermedades cardíacas.
  • Quienes estén bajo un tratamiento de quimioterapia o radiación; con excepción de los casos donde el médico lo recomienda.
  • Mujeres embarazadas.
  • Personas con fatiga muscular crónica.
  • Problemas de hígado y riñón.
  • Quienes padezcan diabetes, epilepsia, anorexia, esclerosis múltiple, osteoporosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *