¿Cómo no amar a una mujer asi?

Columnistas

Ramon Velasquez Gil

No fue hasta que tuve un carro, aquí en Miami, que pude conocerla. Si, una mujer de buen hablar, con mucho conocimiento de la ciudad. Una mujer de dulce voz y sobre todo, de buen carácter. Nunca se ponía brava ni sentía celos por nadie.

Le encantaban los carros. Debo admitirlo. Pero fue mi compañera inseparable cuando comencé a trabajar como driver delivery en la empresa Amazon.

La verdad, sin ella, sin su compañía, no hubiese podido hacer el trabajo. Pero a Dios gracias, nunca se negó a ir conmigo.  Cuando me tocaba hacer entregas en barrios peligrosos de la ciudad, como Hallapatta o Winwood, a altas horas de la noche, ella me acompañaba y me sacaba de allí.  O en la selva de cemento y rascacielos que es Brickell.  Igualmente, era mi mano derecha para hacer el trabajo. Incluso llegué a amarla y no obstante que nos separamos un poco, creo que todavía la amo.  Me refiero, ni más ni menos que a la mujer del G.P.S.

Ciertamente, todos quienes hayamos tenido necesidad del G.P.S.para el diario trabajar, deberíamos tener a esta singular mujer en un altar, literalmente hablando.

He tenido conocimiento de que va a salir al mercado, una aplicación de G.P.S, la cual puedes personalizar con tu nombre.

Entonces ella me dira: “Ramon, en media milla cruza a la derecha”; “Ramon en la próxima curva hay una patrulla de la policía”; o,!!coño Ramon te dije que cruzaras a la derecha!!, cuando me equivoque.

Si, esta aplicación trae regaño incluido.  Y será tal la personalización, que llegado el caso..sentirá celos y si te llega a capturar viendo mucho a una bonita conductora que va en el carril de al lado, como cualquier mujer humana me dirá: ¡¡Mira Ramon Velasquez ¿qué coño ves? Nada, ningún evento en la vida tendría sentido, sin la excelsa presencia de una mujer.

Felicitaciones a las mujeres en su día.

Saludos.