Suspensión por dopaje de Robinson Canó beneficia a los Mets

Deportes

Los Mets le podrían sacar mayor provecho a la suspensión por dopaje que se aplicó al dominicano Robinson Canó, pues se ahorrarán los $ 24 millones de dólares que están establecidos en su contrato para 2021, por lo que la gerencia del equipo tendría más margen de maniobra para hacer inversiones en la temporada baja en la que se espera sean uno de los equipos más activos. 

Steven Cohen, nuevo dueño de la freanquicia, en días pasados declaró que los Mets están listos para gastar como equipo de mercado grande bajo su administración. 

Específicamente sobre el ahorro que provoca el caso de Canó, $24 millones de dólares, le podrían ayudar a buscar un contrato con el abridor Trevor Bauer, el catcher J.T. Realmuto, el infielder George Springer, o incluso al mismo segunda base de los Yankees de Nueva York, DJ LeMahieu, todos agentes libres premier en este mercado de invierno. 

Canó, segunda base de los Mets, será suspendido toda la temporada 2021 de las Grandes Ligas luego de dar positivo en sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento.

No es la primera vez el dominicano da positivo en un control antidopaje. En 2018, cuando era parte del roster de los Seattle Mariners, dio positivo en sustancias prohibidas y fue suspendido 80 partidos.

Cuando un jugador da positivo por segunda vez, automáticamente se hace acreedor de una sanción de 162 partidos, de acuerdo al trato conjunto para el control antidrogas entre la Asociación de Jugadores de la MLB y la Major League Baseball.

Además, los Mets dejarán de pagar el salario de Robinson Canó. El nuevo dueño de la franquicia de Nueva York, Sandy Alderson, deberá buscarle un reemplazo al pelotero dominicano.

“Estamos extremadamente decepcionados con la suspensión de Robinson por quebrantar el reglamento. La infracción es muy desafortunada para él, la organización, nuestros fanáticos y el deporte”, dijo Alderson.