La Educación Especial al margen de «la educación en tiempos de pandemia»

Educación

Aliria M. Ruíz Blanco

En los últimos meses se han venido haciendo esfuerzos para llevar a cabo el aprendizaje de manera remota lo más eficaz posible, pero con la población estudiantil especial no ha sido tan fácil este abordaje, debido a que es más conveniente entre otras cosas, el contacto directo y monitoreo de todos los especialistas involucrados, hacia esta comunidad escolar.

Hace poco una escuesta reveló, que estudiantes con discapacidades que asisten a las escuelas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD)  no están recibiendo los servicios necesarios para el aprendizaje a distancia en este otoño,  según señalan, los más de 300 padres de familias a los que se les aplicó la encuesta.

Se evidencia que algunos han bajado las calificaciones, otros están pocos motivados. De igual forma, presentan dificultades para participar en clases y ponerse día, lo que ha traido cierta frustración a los escolares. Entre los padres preocupados se encuentra Mayra  Zamora quien tiene dos hijos con autismo y expresa su preocupación al respecto alegando que sus hijos contaban con la ayuda especializada de Programa de Educación Individualizada (IEP), pero durante la pandemia no ha recibido la atención.

El 59% de los padres encuestados están dispuestos a enviar a sus hijos de regreso al colegio para recibir los servicios de la educación especial si se toman las medidas de seguridad contra el covid-19. Mientras que el 47% dice estar dispuesto a regresar para recibir instrucción en grupos pequeños. En respuesta a este panorama la directora de defensa de la educación especial de Speak Up, Lisa Mosko, quien se encargó de dar los resultados de la encuesta, dijo que los datos revelan el fracaso del LAUSD para entender de manera adecuada a los alumnos más vulnerables. Enfatizó : «El aprendizaje a distancia ha tenido un impacto desvastador en los estudiantes  con necesidades especiales y el LAUSD debe tomar medidas inmediatas para satisfacer las necesidades de estos niños y brindarles los servicios que les garantiza la ley federal».

Entre tanto, la respuesta de LAUSD a dichos resultados, ha sido reconocer que los maestros y el personal «han hecho esfuerzos heroicos»  para garantizar que los estudiantes con discapacidades y sus familias reciban el apoyo necesario durante la pandemia. Indica que la mejor opción es estar en el aula para todos los estudiantes, pero en especial para aquellos con necesidades especiales. Por lo que estan desarrollando planes, para que puedan retornar de la manera más segura a las aulas.