Aston Martin levanta un oasis arquitectónico en Nueva York

Espectáculo

Si bien, la especialidad de Aston Martin es la fabricación de automóviles de lujo, en los últimos años la firma inglesa ha realizado diversas colaboraciones con otras marcas para así lanzar al mercado finos whiskies, que simuladores de videojuegos.

La revista Forbes anunció que esta vez se asoció con S3 Architecture con el objetivo de diseñar una mansión en Nueva York, en donde la opulencia resalta en cada detalle de la construcción

Para llegar a la exclusiva propiedad, conocida como Sylvan Rock, se debe atravesar un sinuoso camino de dos kilómetros que se abre paso sobre imponentes paredes de roca y un enigmático bosque: al final se encuentra un oasis de paz y tranquilidad.

La finca está construida sobre un terreno arbolado de dos hectáreas, ubicada a dos horas de Manhattan, y cuenta con cuatro dormitorios, sala de juegos, un garaje con capacidad para 3 coches, piscina, su propio spa y una bodega subterránea con cava.

Esto diseñado bajo un concepto artesanal y de sostenibilidad para convivir en armonía con el medioambiente que la rodea. Todo ahí funciona con energía solar y cuenta con un complejo sistema de ahorro de energía.

Cada elemento de la residencia de Aston Martin está cuidado meticulosamente para darle un nuevo sentido al lujo y la elegancia. Su diseño exterior se compone por un espectacular acristalamiento de piso a techo y una fachada de cedro ennegrecido, mientras que el techo se conforma por un sistema de paneles plegables, los cuales busca dar la sensación que la casa surge del mismo entorno que la rodea.

En el interior de la lujosa mansión resaltan las texturas cálidas compuestas por una paleta de colores en tonos blanco, café y gris con acabados en madera, cuero y metales; se crea así una atmósfera acogedora que ve de frente a un frío paisaje arbolado.

La experiencia de lujo en esta finca se complementa con espacios de uso flexible, una oficina ejecutiva, así como una bodega de vinos; que sería el sueño de cualquier sommelier.

La suit principal integra un amplio vestidor y una pequeña sala de estar con lounge bar. Y en el exterior sobresale una casa del árbol, la cual sigue el mismo diseño arquitectónico de la propiedad principal.

El valor de mercado de la mansión Sylvan Rock, de Aston Martin, alcanza los 7.7 millones de dólares, aunque también está disponible para alquilarla por estancias largas.