Falta de trabajadores calificados en los Estados Unidos, hace que la mano de obra extranjera sea bienvenida

Migración

Abrir las puertas a los inmigrantes es una alternativa rápida y eficiente para cubrir unos 11 millones de vacantes que existen en Estados Unidos para mano de obra calificada.

Entre las profesiones en escasez se encuentran los docentes, cuyo déficit para el 2025 se espera que supere los 316.000, ya que en 2019 un 40% menos de personas (respecto a 2005) optaron por no seguir una carrera académica.

Ingeniería es otra profesión con escasez de mano de obra y, por lo tanto, la expectativa es que en los próximos 2 años la demanda aumente alrededor del 10%, independientemente de la especialización.

Pero, lo que más preocupa es la escasez de profesionales sanitarios como médicos, enfermeras, fisioterapeutas, dentistas…

Según la “Association of American Medical Colleges” hasta 2030 el país tendrá un déficit de 121 mil profesionales de la salud.

Debido a esto, muchas personas ya han empezado el proceso para solicitar la Green Card a través de la visa EB2-NIW, utilizada para profesionales cuya mano de obra calificada escasea en tierras americanas (Esta visa se extiende a la familia: cónyuge e hijos hasta los 21 años). 

Para tener una idea de la demanda, Piquet Law Firm, una de las oficinas de inmigración más grandes y de mayor reputación en Miami, ha pre-calificado (personas con posibilidades de que les aprueben una visa) alrededor de 150 profesionales, por mes, solo en el campo de la salud.

Según el abogado de extranjería, Alexandre Piquet, la visa EB-2 NIW (National Interest Waiver) se puede solicitar ya sea que la persona esté dentro o fuera de USA, además, explica que el hecho de que sea una profesión en escasez no libera al profesional de cumplir con los requisitos de validación del diploma, lo que se puede hacer durante el proceso de solicitud de la visa o después de la aprobación de la Green Card. La ventaja es que esta visa no requiere que la persona realice ningún tipo de inversión (como es el caso de la visa EB-5) así como, tampoco la necesidad de un patrocinio por parte de un empleador en el país.

Durante el proceso, si la persona se encuentra en los Estados Unidos, se emite un permiso de trabajo temporal – “Con este permiso, la persona podrá trabajar en cualquier trabajo e incluso en algún rol dentro de un servicio de la salud, pero, recordando que, para realizar su actividad original, necesitará la convalidación del diploma y la licencia específica para su profesión en los Estados Unidos.” – explica Alexandre Piquet.

También destaca que el esfuerzo y la paciencia valen la pena ya que los sueldos son muy competitivos.

Las remuneraciones varían de un estado a otro y tienen en cuenta varios puntos de la carrera de cada profesional, entre ellos: formación académica, años de experiencia, especialización…

Un médico puede ganar alrededor de $8,000 al mes en Georgia y casi $18,000 en la Florida. Si es pediatra, los ingresos anuales pueden superar los $200.000 al año, un anestesiólogo o cirujano general puede ganar más de $250.000.

Enfermeras y fisioterapeutas reciben por horas trabajadas, e incluso a algunos profesionales se les paga, según el área de trabajo, de 50 a 100 dólares la hora, llegando hasta los 170 mil dólares al año.

Hay laboratorios de análisis clínicos que buscan desesperadamente biomédicos y no los encuentran, así como médicos de familia que necesitan auxiliares/enfermeras para consulta y tienen dificultades para cubrir las vacantes, situación que se empeora si el candidato necesita hablar idiomas distintos al inglés.

¿La razón de esta escasez?

No hay una razón específica, sino varias: según las encuestas, más de 1 millón de estadounidenses que perdieron o abandonaron sus trabajos durante la pandemia no buscan volver al mercado laboral. Además, los expertos señalan la falta de incentivos gubernamentales para la formación de profesionales y los altos costos de una universidad, son alguno de los factores.

¿Cómo solicitar una visa?

Para iniciar el proceso de solicitud de una visa EB-2 NIW, un profesional de la salud, con título universitario, necesita tener 5 años de experiencia comprobada luego de una licenciatura y 4 cartas de presentación/recomendaciones escritas por personas del área en la que trabaja o trabajó.

Alexandre resalta un punto extremadamente importante en el proceso de inmigración: la contratación de un profesional calificado registrado en la ABA – American Bar Association. También, recuerda que cada estado americano tiene reglas diferentes para el funcionamiento de las oficinas de abogados y es importante saber si no existen denuncias o procesos relacionados con el desempeño profesional del abogado en el estado donde se presentará la solicitud de visa EB-2. .NIW – “La decisión de mudarse a otro país afecta a toda la estructura familiar, y cualquier error puede ser fatal y devastador tanto económicamente como psicológicamente para los miembro de la familia, por lo que es importante que todo el proceso sea conducido por un profesional calificado.” , él explica.