Nuevo sistema para reducir tiempo de espera para responder a trámites de asilo

Migración

La nueva regla permitirá mejorar y agilizar el procesamiento de las solicitudes de asilo presentadas por no ciudadanos sujetos a deportación acelerada

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Justicia (DOJ) están emitiendo una regla para mejorar y agilizar el procesamiento de las solicitudes de asilo presentadas por no ciudadanos sujetos a deportación acelerada, asegurando que aquellos que son elegibles para el asilo reciban ayuda rápidamente y aquellos que no lo son sean deportados.

La regla autoriza a los oficiales de asilo dentro de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) a considerar las solicitudes de asilo de personas sujetas a expulsión acelerada que afirmen temor a la persecución o tortura y pasen la evaluación de temor creíble requerida.

Actualmente, tales casos son decididos únicamente por jueces de inmigración dentro de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) del Departamento de Justicia.

La nueva regla permitirá aliviar los retrasos judiciales existentes en los tribunales de inmigración, donde el proceso para conocer y decidir estos casos de asilo actualmente toma varios años en promedio.

Cuando se implementen por completo las reformas y las nuevas reglas acortarán el proceso a sólo varios meses para la mayoría de los solicitantes de asilo cubiertos por esta norma.

“Esta regla promueve nuestros esfuerzos para garantizar que las solicitudes de asilo se procesen de manera justa, expedita y consistente con el debido proceso”, dijo el fiscal general Merrick B. Garland.

Ayudará a reducir la carga de nuestros tribunales de inmigración, protegerá los derechos de quienes huyen de la persecución y la violencia, y permitirá que los jueces de inmigración emitan órdenes de expulsión cuando corresponda. Esperamos recibir aportes adicionales de las partes interesadas y el público sobre esta importante regla”, señaló Garland.

El secretario de DHS Alejandro N. Mayorkas destacó: “A través de esta regla, estamos construyendo un sistema de asilo más funcional y sensato para garantizar que las personas elegibles reciban protección más rápidamente, mientras que las que no son elegibles serán expulsadas rápidamente. Procesaremos las solicitudes de asilo u otra protección humanitaria de manera oportuna y eficiente mientras garantizamos el debido proceso”.

Cómo será el proceso de asilo o deportación con la nueva regla
Según la regla, las personas que reciban una determinación positiva de temor creíble recibirán una entrevista oportuna con un oficial de asilo para obtener toda la información relevante y útil sobre su solicitud de asilo. Luego de una entrevista, USCIS decidirá si otorga asilo y, si es necesario, determinará la elegibilidad del solicitante para la retención de deportación o protección bajo la Convención contra la Tortura (CAT).

Cualquier persona a la que USCIS no le conceda asilo será remitida a un procedimiento de deportación ante un juez de inmigración. La norma establece procedimientos simplificados para estos procedimientos de remoción, diseñados para promover la resolución eficiente del caso.

La regla no se aplicará a los niños no acompañados, y solo se aplicará a las personas que se encuentran en procedimientos de deportación acelerada en o después de su fecha de vigencia.