El Papa y Kirill, Patriarca de Moscú enfrentados por la guerra

Mundo

“El patriarca no puede transformarse en monaguillo de Putin”, dijo Francisco I, lo que enfureció al ruso

Las guerras no tienen distinciones entre posiciones ideologías, posiciones filosóficas o religiosas. Mantener el equilibrio resulta difícil, máxime cuando se vive tan próximo a las zonas de combate.

El Papa Francisco ha sido desde el comienzo de la invasión rusa a Ucrania, un enemigo declarado y abierto de las guerra; así lo ha señalado en todas partes y con todos los interlocutores con lo que ha conversado.

Kirill defiende la guerra

El líder de la fe ortodoxa rusa dijo que su iglesia y sus fieles estaban frenando al anti-Cristo

Sus declaraciones respaldaron la línea del Kremlin sobre la guerra, al implicar que las acciones de Rusia en Ucrania constituyeron una respuesta forzada a un agresor extranjero. «¿Por qué se levantaron fuerzas externas contra las tierras rusas? ¿Por qué se esfuerzan por destruir, dividir, oponer a hermano contra hermano?», dijo Kirill

El Papa no entendió nada

Los dos líderes religiosos tuvieron una vídeo conferencia, pero a pesar de hablar de la necesidad de la paz, sus puntos de vista siguieron inalterables.

Esto dijo el Papa:

“Hablé con Kirill durante 40 minutos en Zoom y durante los primeros 20 minutos, leyó de un papel que tenía en la mano todas las razones que justifican la invasión rusa. Lo escuché y luego respondí: ‘no entiendo nada de esto’”, expresó en la entrevista el sumo sacerdote.

El Papa Francisco ha estado en contra de la guerra desde que estalló en febrero y ha criticado los manejos del presidente ruso en contra de Ucrania, así que el líder del Vaticano, le contesto de forma firme que ellos sólo deben hablar el idioma de Dios.

“No debemos hablar el idioma de la política, sino el idioma de Jesús. Somos pastores del mismo rebaño santo de Dios”, especificó el Papa.

Así mismo agregó: “Por eso debemos buscar un camino hacia la paz, debemos detener los combates. Un patriarca no puede rebajarse a convertirse en monaguillo de Putin”, puntualizó el Santo Padre

Respuesta de la Iglesia Ortodoxa

La Iglesia Ortodoxa, expresó ante las declaraciones del Papa Francisco hacía el patriarca Kirill, que supuestamente “tergiversó su conversación” y usó “un tono equivocado” al informarla.

“Es poco probable que las declaraciones del Papa, contribuyan al establecimiento de un diálogo constructivo entre los católicos romanos y los cristianos. La Iglesia Ortodoxa de la Iglesia Rusa, en este momento particularmente necesaria”, dijo el Patriarcado de Moscú.

Nada que hacer. Cada uno, al parecer, tiene su propio Dios