Pedro Castillo no sabe qué hacer mientras siguen pedidos de renuncia

Mundo

La situación que atraviesa Perú es verdaderamente lastimera, con un presidente que a todas luces, no encuentra como enfrentar la enorme crisis que atraviesa el país. Un mandatario que toma una decisión hoy, para negarla mañana, con una mentira permanente.

Inventó un toque de queda con resultados catastróficos que debió levantar enseguida ante la protesta colectiva.

Reunión con el Congreso fue un fracaso

La reunión de ayer  entre el presidente Pedro Castillo, la Mesa Directiva del Congreso y voceros de las bancadas para abordar la crisis por las recientes protestas sociales tuvo como clímax un improvisado anuncio del mandatario –el levantamiento de la inmovilización obligatoria– y su rauda retirada del recinto parlamentario.

El presidente estuvo poco más de dos horas en una reunión que duró casi cuatro horas. Castillo no ofreció explicaciones sobre las decisiones de su gobierno en la compleja situación que atraviesa el país. 

En los exteriores del Parlamento, manifestantes pedían su renuncia.

En un escenario de conflicto gestado también por el propio gobierno, Castillo dijo antes de entrar al Congreso que iba a informar a los legisladores “qué cosa estamos haciendo en esta coyuntura por esta situación de la pandemia y más aún que se ha agravado con la guerra que tenemos entre Rusia y Ucrania”.

Pidió nueva reunión

“Planteo que a partir del sábado o domingo sentémonos a conversar con cada comisión que tiene el Congreso”.

Tras anunciar el levantamiento del toque de queda decretado la noche anterior —mientras en los exteriores del Parlamento escalaban las protestas en su contra—, el jefe del Estado optó por retirarse argumentando que tenía que firmar el documento para oficializar la derogatoria. María del Carmen Alva, presidenta del Congreso, se expresó en contra: “Lo pueden redactar en su oficina y lo puede firmar acá. Si usted quiere retirarse, está en su decisión. Las firmas ahora son digitales”.

En definitiva, un Perú que ya está descociendo si tiene o no, presidente de la República