Único aliado de Putin en U.E ganó elecciones de Hungría

Mundo

Aunque apoya las sanciones contra Rusia, se opone a entregar armas a Ucrania

Viktor Orbán, reelecto presidente de Hungría, es un caso curioso entre los políticos europeos, y su postura en relación a la invasión rusa de Hungría, le ha traído fuertes críticas, pero al mismo tiempo grandes beneficios, como esta victoria de ayer, en la que su partido nacionalista conservador Fidesz obtuvo 153 escaños y repite la mayoría de dos tercios en el parlamento, mientras que la oposición se queda anclada en el 35% y solo con 56 escaño. Con ello logra mantenerse en el poder por cuarto período consecutivo.

Favorecido por la guerra

De acuerdo con los analistas, el conflicto armado en Ucrania ha beneficiado a Orbán, que se ha presentado ante el electorado como el garante de la estabilidad en tiempos turbulentos.

Orbán, de 58 años, gobernó Hungría los últimos 12 con una amplia mayoría absoluta que le ha permitido aprobar en solitario una nueva Carta Magna y enmiendas constitucionales con las que ha socavado la separación de poderes, según las críticas de la oposición y la Unión Europea (UE).

El primer ministro, un crítico feroz de la inmigración, los derechos LGBT y los «burócratas de la UE«, se ha ganado la admiración de los nacionalistas y la ultraderecha europea.

Orbán se presentó como garante de la estabilidad del país y acusó a la oposición de querer involucrar a Hungría en la guerra de Ucrania por solidarizarse con su presidente, Volodímir Zelenski.

Felicitaciones de Putin

Por supuesto, el presidente de Rusia,  Vladímir Putin, ha felicitado este lunes al jefe del Gobierno húngaro, al ultranacionalista Viktor Orbán, el único aliado con el que cuenta en la Unión Europea, por su victoria en las elecciones legislativas de Hungría, y aspira a seguir estrechando la relación a pesar de «la compleja situación internacional».

El jefe de Estado ruso expresó en un telegrama enviado a Orbán que «pese a la compleja situación internacional el desarrollo de las relaciones bilaterales responden en su totalidad a los intereses de Rusia y Hungría».

Evita criticar a Putin

El politólogo Richárd Szentpéteri Nagy insiste en que la guerra en Ucrania eclipsó temas como la corrupción, la alta inflación, una economía lenta y la relación de Hungría con la UE. «Orbán ha condenado la invasión rusa de Ucrania, pero evita criticar personalmente al presidente ruso Vladimir Putin. Orbán ha estado en desacuerdo con la Unión Europea en muchos temas durante años. Por ejemplo, la comunidad internacional ha congelado fondos en Hungría en la disputa sobre los estándares de la democracia. 

El resultado es una gran victoria para el proyecto de Orbán de «democracia no liberal», que lleva desde 2010 asentando junto con su pequeño socio KDNP. Sus votantes viven principalmente en áreas rurales, son personas de mediana edad y mayores, que no han viajado ni hablan idiomas, a las que promete el fortalecimiento de la familia, la nación, una sociedad homogénea y así les ofrece una alternativa.