Mejore su salud. ¿Cómo?

Salud

Dilibeth Gonzalez

¿A QUIÉN le gusta estar enfermo? Como mínimo, es un inconveniente y una pérdida de tiempo y dinero. Además de sentirse mal, uno tal vez no pueda trabajar y ganarse el sustento, estudiar ni atender a su familia. Quizá hasta necesite que alguien lo cuide o tenga que desembolsar mucho dinero para el tratamiento.

La sabiduría popular dice que “más vale prevenir que curar”. Es cierto que algunas enfermedades son inevitables, pero muchas se pueden prevenir o frenar. A continuación, le presentamos seis cosas que usted puede hacer desde ya para vivir con mejor salud.

1. Come frutas y verduras

Para estar sano hay que comer bien. Eso significa comer todo tipo de alimentos y evitar los excesos. Vigile su consumo de sal, grasas y azúcar. Incluya frutas y verduras en su dieta. 

No solo debemos controlar qué comemos, sino cuánto comemos.

Lo ideal es comer nueve porciones de frutas y vegetales al día. Pero si, ya sé que estás abriendo los ojos porque te parece mucho. Entonces ahí va: cinco. Come cinco porciones de frutas y vegetales al día y te salvarás de varias visitas al médico.

2. Haz ejercicio

Tenga la edad que tenga, necesita hacer ejercicio para estar bien. Lamentablemente, muchos no hacen suficiente ejercicio. ¿Es en realidad tan importante? Pues sí. Si hace ejercicio, logrará lo siguiente:

  • Dormir bien.
  • Mantenerse ágil.
  • Tener los huesos y los músculos en buen estado.
  • Llegar al peso ideal y no engordar.
  • Reducir el riesgo de padecer depresión.
  • Vivir más años.

Lo ideal sería 30 minutos de ejercicio cardiovascular (o más) 5 días o más a la semana. Pero como ya sé que a veces te cuesta levantarte del sofá, pues ahí te va una dosis más manejable: ¿qué tal 17 minutos al día? Esto equivale a dos horas a la semana. ¡Y ni siquiera tienes que hacerlo seguidito! Puedes dividirlo en segmentos. 

Elija un ejercicio que le divierta. 

3. Duerme lo suficiente

No todo el mundo necesita dormir las mismas horas. Los recién nacidos duermen de dieciséis a dieciocho horas; los niños de uno a dos años, alrededor de catorce horas, y los de tres a cuatro años, entre once y doce horas. Los niños en edad escolar necesitan al menos diez horas de sueño; los adolescentes, nueve o diez, y los adultos, de siete a ocho.

Si eres de los que siempre duerme entre 7 y 8 horas diarias, vas por el camino correcto. 

La falta de sueño puede ocasionar obesidad, depresión, problemas del corazón y diabetes. Hasta puede causar accidentes mortales. Si queremos evitar estos peligros, debemos asegurarnos de dormir lo suficiente.

4. Mantente hidratado

Antes se decía que ocho era el número mágico de vasos de agua al día que se debían tomar. Ahora se sabe que no es necesario beber ocho, pero toma líquidos con las comidas y cada vez que sientas sed. Bebe más si haces ejercicio o hace mucho calor. Los únicos que no pueden depender de la sed para beber agua son los niños pequeños y los ancianos porque en ellos el mecanismo de la sed no funciona bien y tienen que acordarse de beber. No sé si sabías, pero el cuerpo está hecho de agua y necesita de este líquido para funcionar. Otras fuentes de líquido son las frutas, la sopa, el té y los vegetales. Recuerda, agua = buena salud.

5. Lávate las manos

La mejor defensa contra los gérmenes es lavarse las manos con jabón muchas veces al día mínimo durante 15 segundos. Esto puede evitar la propagación de enfermedades peligrosas, como la pulmonía y la diarrea aguda, que anualmente acaban con la vida de más de dos millones de niños menores de cinco años. Incluso la plaga mortal del ébola se puede frenar con algo tan sencillo como lavarse las manos a menudo.

Para proteger su salud y la de otros, nunca se olvide de lavarse las manos, en especial en las siguientes ocasiones:

  • Después de hacer sus necesidades.
  • Después de cambiar pañales o ayudar a un niño cuando va al baño.
  • Antes y después de curar heridas o cortaduras.
  • Antes y después de estar con alguien enfermo.
  • Antes de preparar, servir o comer alimentos.
  • Después de estornudar, toser o limpiarse la nariz.
  • Después de tocar un animal o recoger sus excrementos.
  • Después de recoger o tirar la basura.

6. Usa bloqueador solar

Diariamente. No importa que esté nublado. Proteger tu piel de los rayos ultravioleta evitará lesiones en la piel, incluyendo cáncer. Lo ideal es un bloqueador de mínimo 15 de factor de protección.

Su salud se ve afectada por cosas que no puede controlar, como la economía, la disponibilidad de recursos, etc. De todas maneras, seguro que puede poner en práctica algunas de las sugerencias presentadas en este artículo y hacer todo lo posible por cuidar su salud y la de su familia.