Escasez de mano de obra migrante por bloqueos afectó cultivos en todo el mundo

Migración

Desde entonces, ha habido problemas con cultivos clave en muchas partes del mundo. Brasil, el principal exportador de soja del mundo, sufrió una grave sequía en 2021. La cosecha de trigo de China ha estado entre las peores de este año. Las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria, intensificadas durante la pandemia, han llevado a algunos países a acumular productos básicos para evitar futuras escaseces, lo que limita los suministros en el mercado mundial.

La invasión rusa de Ucrania a finales de febrero empeoró drásticamente las perspectivas de los precios de los alimentos. La agencia de alimentos de la ONU dijo que los precios alcanzaron un récord histórico en febrero y nuevamente en marzo. Rusia y Ucrania representan casi un tercio del trigo y la cebada del mundo, y dos tercios de las exportaciones mundiales de aceite de girasol utilizado para cocinar. Ucrania es el exportador de maíz número 4 del mundo. El conflicto ha dañado los puertos y la infraestructura agrícola de Ucrania y es probable que eso limite la producción agrícola del país durante años.

Algunos compradores están evitando comprar granos de Rusia debido a las sanciones occidentales.

Indonesia prohibió la mayoría de las exportaciones de aceite de palma a fines de abril para garantizar el suministro interno de aceite de cocina, cortando los suministros del mayor productor mundial del aceite comestible que se usa en todo, desde pasteles hasta margarina.

¿Qué precios de los alimentos están subiendo más?  

A lo largo de la pandemia, los altos precios del aceite vegetal han ayudado a aumentar los costos de los alimentos. Los precios de los cereales también alcanzaron un récord en marzo, como resultado de los envíos limitados de maíz y trigo durante la guerra de Ucrania.

Los precios de los productos lácteos y la carne alcanzaron un récord en abril, según la agencia de alimentos de la ONU, lo que refleja la creciente demanda mundial de proteínas y los altos precios de los alimentos para animales, principalmente maíz y soja. Además, la gripe aviar en Europa y América del Norte afectó los precios de los huevos y las aves.

En los datos de inflación de EE. UU. para marzo, el índice de carnes, aves, pescados y huevos aumentó un 14% respecto al año anterior, mientras que la carne de res aumentó un 16%.

¿Cuándo bajarán los precios de los alimentos?

Es difícil de decir, dado que la producción agrícola depende de factores difíciles de predecir como el clima. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo a principios de mayo que el problema de la seguridad alimentaria mundial no podía resolverse sin restaurar la producción agrícola de Ucrania y la producción de alimentos y fertilizantes de Rusia en el mercado mundial.

El Banco Mundial pronostica que los precios del trigo podrían aumentar más del 40 % en 2022. El Banco espera que los precios agrícolas bajen en 2023 en comparación con 2022. Pero eso depende del aumento de los suministros de cultivos de Argentina, Brasil y Estados Unidos, de ninguna manera garantizado.

El fuerte aumento en los precios de los fertilizantes, ya que los países evitan comprar a los principales productores Rusia y su aliado Bielorrusia, podría desanimar a los agricultores a aplicar los nutrientes adecuados para sus cultivos en sus campos. Eso podría reducir los rendimientos y dar como resultado una menor producción, prolongando la crisis. A medida que el clima se calienta, el clima extremo se vuelve más común, lo que representa otro riesgo para la producción de cultivos.

¿Quién es el más afectado?

Los precios de los alimentos en marzo representaron la mayor parte de la inflación de EE. UU. desde 1981, según Fitch Ratings, mientras que los precios de las tiendas en Gran Bretaña aumentaron en abril al ritmo más rápido en más de una década. Pero las personas más afectadas por el aumento de los precios de los alimentos viven en el mundo en desarrollo, donde se gasta un mayor porcentaje de los ingresos en alimentos.

La Red Global contra las Crisis Alimentarias, creada por las Naciones Unidas y la Unión Europea, dijo en un informe anual que la invasión rusa de Ucrania plantea serios riesgos para la seguridad alimentaria mundial, especialmente en países que enfrentan una crisis alimentaria, incluidos Afganistán, Etiopía, Haití, Somalia, Sudán del Sur, Siria y Yemen.