Biden: se debe comprobar si Moscú cumple con la prometida desescalada en Ucrania

Política

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo este martes que los países occidentales deberán comprobar si Rusia “cumplirá” su promesa de reducir su actividad militar en torno a Kiev y otra ciudad en Ucrania.

“Ya veremos”, dijo Biden en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong. “No interpretaré nada hasta no vea cuáles son sus acciones. Veremos si siguen adelante con lo que han sugerido”.

“Veremos si cumplen”, dijo a periodistas poco después de tener una llamada telefónica con los líderes de Reino Unido, Francia, Alemania e Italia. “Parece haber un consenso de ‘vamos a ver qué tienen que ofrecer’”, dijo el mandatario.

“Mientras tanto, vamos a seguir manteniéndonos firmes con las sanciones, vamos a seguir brindando al ejército ucraniano la capacidad de defenderse y vamos a mantenernos muy atentos a lo que está pasando”, agregó.

Moscú afirmó el viernes que está reduciendo sus ambiciones en Ucrania para centrarse en el territorio reclamado por los separatistas respaldados por Rusia, mientras las fuerzas ucranianas pasaban a la ofensiva para recuperar ciudades en las afueras de la capital, Kiev.

En el mes transcurrido desde que lanzaron su invasión de Ucrania, las tropas rusas no han logrado capturar ninguna ciudad importante. Su asalto se ha topado con la dura resistencia de las fuerzas del presidente Volodímir Zelensky y se ha detenido a las puertas de Kiev.

Los rusos, en cambio, han bombardeado y rodeado las ciudades, asolando zonas residenciales y expulsando de sus hogares a una cuarta parte de los 44 millones de habitantes. Más de 3,7 millones de ellos han huido al extranjero, la mitad a Polonia, país que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitaba el viernes.

Las líneas de batalla cerca de Kiev llevan semanas congeladas, con dos columnas principales de blindados rusos atascadas al noroeste y este de la capital. Un informe de la inteligencia británica se refirió a una contraofensiva ucraniana que había hecho retroceder a los rusos en el este.

“Los contraataques ucranianos y el retroceso de las fuerzas rusas en sus líneas de suministro han permitido a Ucrania reocupar ciudades y posiciones defensivas hasta 35 kilómetros al este de Kiev”, decía la actualización. Londres ha proporcionado a Ucrania armas y entrenamiento militar.

En un anuncio que parecía indicar objetivos más limitados, el Ministerio de Defensa ruso dijo que una primera fase de su operación se había completado en su mayor parte y que ahora se centraría en “liberar” la región separatista oriental de Dombás.

“El potencial de combate de las Fuerzas Armadas de Ucrania se ha reducido considerablemente, lo que (…) permite centrar nuestros esfuerzos centrales en la consecución del objetivo principal, la liberación de Dombás”, dijo Sergei Rudskoi, jefe de la Dirección Operativa Principal del Estado Mayor ruso.

El compromiso de Rusia de reducir las operaciones militares alrededor de Kiev y en el norte de Ucrania no representa un alto al fuego, dijo el martes el principal negociador de Moscú en las conversaciones con Ucrania.

“Esto no es un alto al fuego, pero esta es nuestra aspiración, llegar gradualmente a una desescalada del conflicto al menos en estos frentes”, dijo Vladimir Medinsky en una entrevista con la agencia de noticias TASS, refiriéndose a la promesa de reducir las operaciones cerca las ciudades de Kiev y Chernígov